Los familiares de presos no acuden a los actos de La Merced en señal de protesta

La celebración de La Merced sirvió para entregar reconocimientos. / E. C.

. La droga y la violencia son las dos principales lacras a las que aluden los amigos y familiares

Ó. P. GIJÓN.

La Asociación de Amigos y Familiares de la Unidad Terapéutica y Educativa (UTE) del centro penitenciario de Asturias rechazó ayer acudir a la fiesta de la institución, La Merced, por «la gestión desarrollada tanto por la dirección anterior como la actual, que ha tenido como principal objetivo la destrucción de la unidad, que la ha llevado a un nivel de deterioro que las hace irreconocible». La droga y la violencia son las dos principales lacras a las que aluden los amigos y familiares.

Durante la celebración de La Merced, por otro lado, el delegado del Gobierno en Asturias Gabino de Lorenzo se mostró optimista con la evolución del centro penitenciario. Según apuntó, pese a la pérdida del 7% de funcionarios desde 2012, la bajada de reclusos del 11% ha equilibrado la situación. «Esta realidad yo entiendo que no es para anunciarla con alarmismo. ¿Qué la situación es mejorable? Por su puesto. Y ya digo que mejorará», concluyó el delegado durante la celebración de La Merced.

«No hay nada que celebrar»

Por su parte, el portavoz de Izquierda Unida Gaspar Llamazares también fue crítico con la gestión del centro penitenciario. Según afirmó ayer, no hay motivo alguno para la celebración a causa del «deterioro de un centro señero e innovador como la UTE». El diputado, asimismo, también exigió la dimisión de la directiva del centro, que actualmente se sitúa «a la cola en rehabilitación e incidentes penitenciarios».

Fotos

Vídeos