Asata insta a los emprendedores a invertir en la economía social

Ana Concejo, Ruperto Iglesias, Félix Baragaño y Esteban Aparicio, en la presentación. /DAMIÁN ARIENZA
Ana Concejo, Ruperto Iglesias, Félix Baragaño y Esteban Aparicio, en la presentación. / DAMIÁN ARIENZA

Representantes de El Caserío y Magefesa explican el éxito de la autogestión

P. PARACUELLOS

Por cuarto año, la Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado y Economía Social (Asata) celebró ayer la jornada sobre economía social en la Feria de Muestras, uno de los referentes para analizar las inquietudes de un sector que genera miles de puestos de trabajo en Asturias y que constituye un eje esencial de su economía.

Con esta jornada, la Cámara de Comercio de Gijón se materializa como canal de ayuda y prestación de servicios a las empresas. En el acto de presentación estuvo presente el presidente de la Cámara de Comercio, Félix Baragaño, quien destacó que más de 6.000 empleos de Asturias están enmarcados en la economía social, que extrapolado al resto de España supondría un diez por ciento del PIB del total del país. También que desde la Cámara «se cree en el modelo empresarial autogestionado» por que la experiencia le permite valorar que el grado de implicación y transparencia es «especialmente riguroso».

Por su parte, el presidente de Asata, Ruperto Iglesias, lamentó que pese a que en Asturias existen empresas bajo el modelo de economía social bien asentadas, éstas no suponen una fórmula lo suficientemente atrayente para los jóvenes emprendedores.

Por eso defiende la creación de un plan director de Economía Social dentro del propio Consejo Asturiano de Economía Social que establezca las directrices para impulsar las empresas que decidan gestionarse bajo este modelo. Iglesias ha resaltado los beneficios de la Economía Social entre los que se incluye el hecho de ser un buen sistema con el que una empresa en crisis podría garantizar su supervivencia. El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, Esteban Aparicio, ha matizado que la Economía Social ha atesorado en los últimos años un «éxito diferente pero necesario» para el tejido empresarial asturiano. Durante la jornada, Margot Sastre de Queserías Menorquinas explicó cómo El Caserío pudo subsistir gracias a la Economía Social. Así como José Luis Alonso hizo lo propio con Magefesa.

La política de ayudas

La directora general del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA), Eva Pando, remató la jornada con una conferencia en la que explicó las políticas públicas de apoyo a las empresas en crisis por parte del Gobierno regional. «Es a estas empresas en crisis a las que hay que ayudar -explicó- aunque muchas salieran fortalecidas de la crisis y aguantaran el chaparrón otras muchas siguen sufriendo»; «aún no podemos bajar la guardia», añadió la directora del IDEPA.

Aunque el Principado está «muy lmitado» a ayudar a la empresas que la Unión Europea considere en crisis. Pando aseguró que el Gobierno regional ha previsto un fondo de 400.000 euros para las ayudas financieras a empresas en está situación de quiebra. Cuatro empresas asturianas de las que no pudo decir el nombre ya se están beneficiando de este programa que tiene por objetivo «ponernos del lado de las agrupaciones y tender a todos la mano».

La consecuencia natural tiene que ser «el crecimiento del empleo y revertir las cifras hacia una tendencia positiva», concretó Eva Pando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos