Cabo Noval, próxima misión Mali

Álvaro Muñiz, David Argüelles, el coronel Roca, Luis Miguel Torres y el brigada Senén. :: FOTOS: DAMIÁN ARIENZA/
Álvaro Muñiz, David Argüelles, el coronel Roca, Luis Miguel Torres y el brigada Senén. :: FOTOS: DAMIÁN ARIENZA

El Regimiento Príncipe Nº3 combatirá el terrorismo en el país africano en 2018

GLORIA POMARADA

El coronel del Regimiento Príncipe Nº 3, Raimundo Rodríguez Roca, pasó ayer revista a su destacamento en la Feria y trazó las misiones que las brigadas con acuartelamiento en Cabo Noval emprenderán en 2018. «El año que viene está por confirmar, pero hay probabilidades de que vayamos a Mali. Inicialmente iba a ser Irak, pero Mali es de una naturaleza similar por la lucha contra el terrorismo, la asistencia militar y el adiestramiento a las fuerzas del país para que tengan su propia capacidad de combatir el terrorismo con un aspecto más duradero que si lo hacemos nosotros directamente», señalaba el coronel.

Combatir el terrorismo in situ es uno de los ejes de las Fuerzas Armadas españolas, una misión «que a corto plazo no vamos a terminar», señalaba el coronel. «Va a ser una lucha a largo plazo, ya lo sabíamos pues lo dicen todos los analistas internacionales. Hay que fortalecer las capacidades de muchos países que no tienen las mismas posibilidades que los países europeos, hay que hacerlo donde los terroristas se desarrollan y se forman, como Siria, Irak o Mali».

Despliegue

El país africano, con una población de 14,8 millones de personas, vive una situación de inseguridad por los continuos ataques terroristas perpetrados por grupos yihadistas. A esta problemática se suma la presencia de bandas de crimen organizado que explotan rutas de tráfico de armas, drogas y seres humanos. Hasta la fecha, el Ejército español tiene desplegado en el país a ciento cincuenta soldados que asisten a las fuerzas locales.

Las misiones que las Fuerzas Armadas desarrollan en el extranjero es uno de los puntos que mayor interés suscita en el estand instalado en el recinto ferial. Por primera vez en la historia de la cita, el Ejército de Tierra, Aire y Armada comparten expositor en el pabellón central, otra de las novedades de la presente edición tras su paso por otras ubicaciones más dispersas del recinto. Con una media «de 22.000 visitantes diarios», el pabellón es un punto estratégico para llevar a cabo su misión: reclutar a los futuros oficiales, tropa y marinería. «Tenemos al día a unas cuarenta personas que piden información seria», destacaba el brigada Senén, del Regimiento Príncipe Nº 3. «La Feria es garantía», precisa. «Es una ubicación que tiene un paso más importante y se ha notado el éxito: ha pasado gente muy interesada y con una vocación clara de ser profesionales», precisaba el coronel Roca.

«Expediente impresionante»

En cuanto a los perfiles que acuden en busca de información, predominan los jóvenes con «expedientes académicos impresionantes», explicaba la cabo Martina Menduña, del Organismo de Apoyo al Personal (OAP) de Ferrol. «La nota de corte para acceder a la escala de oficiales es importante, prima la nota de Bachiller, la selectividad y haber cursado las asignaturas de física y matemáticas», añadía. La preparación previa es requisito indispensable para alistarse, pues solo un 4% de las personas con título de ESO consiguen ingresar en el Ejército.

Una vez dentro, las ingenierías y la medicina son los estudios de importancia estratégica para el propio funcionamiento de las Fuerzas Armadas. «Desde el minuto uno reciben una mensualidad para cubrir gastos básicos y, en el tercer año, la cantidad sube», detallaba la cabo. «Sales militar de carrera, tienes trabajo de cabeza», añadía el brigada Senén. El papel de la mujer es uno de los aspectos que mayor interés genera entre las jóvenes. «Quieren saber si tenemos las mismas posibilidades de promoción y ascenso. Este es de los pocos empleos en los que no existen esos problemas», destacaba la cabo Menduña.

Entre aquellos que ya han superado la edad máxima para alistarse, los veintisiete años, las dudas van por otros derroteros. «Mucha gente mayor viene preguntando por comandantes que tuvieron durante el servicio militar, es algo que les marcó mucho. Incluso los que nos cuentan que lo pasaron mal dicen que volverían».

Fotos

Vídeos