Cangas del Narcea luce su folclore

Las mozas del grupo de baile El Perendengue, a su entrada al recinto ferial. Al fondo, el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, hablando con el director de la Feria de Muestras, Álvaro Muñiz.
Las mozas del grupo de baile El Perendengue, a su entrada al recinto ferial. Al fondo, el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, hablando con el director de la Feria de Muestras, Álvaro Muñiz. / DAMIÁN ARIENZA

El alcalde, José Víctor Rodríguez, resalta el «potencial turístico» y el emprendimiento

PABLO PARACUELLOS

Al son del pandero cuadrado y el chiscar de los dedos dio comienzo ayer el Día de Cangas del Narcea en la Feria de Muestras. Cuatro mayores con el traje tradicional, montera incluida, y cuatro niñas vestidinas para la ocasión bailaron juntos ‘la jota de la baraja’ ante representantes del Ayuntamiento cangués y de la Cámara de Comercio, y sus 55 paisanos. Este grupo de baile llamado El Perendengue, compuesto por más de quince cangueses de todas las edades también les abría el camino a su paso por el recinto ferial.

Cangas del Narcea irrumpe en la Feria por segundo año consecutivo para reclamar el valor del patrimonio cultural de su pueblo, así como su gastronomía y su entorno natural.

De lucir su orgullo por la tradición se ocupó El Perendengue, pues aunque el grupo lucía un estandarte con el escudo del pueblo que paseó por toda la Feria su verdadera bandera cuando actuaron fue una sonrisa común a todos. «¡Viva Cangas!», «¡Viva el baile!», se jaleaban unos a otros independientemente de si tocaban ‘Los sueltos de Tresmonte’ o el ‘Sond’Arriba’. «¡Vivan las cantadoras!», exclamaron cuando las más pequeñas del grupo se arrancaron con el pasodoble ‘Agarrao’ frente al estand de Cangas del Narcea. Fue el primer destino de la visita institucional compuesta por el vicepresidente de la Cámara, Pedro López Ferrer y su secretario general, Álvaro Alonso. Les acompañó Álvaro Muñiz, director de la Feria. Cangas del Narcea, además de por sus paisanos y El Peredengue estuvo representada por su alcalde, José Víctor Rodríguez, y los ediles Sergio Boto, Begoña Cueto y Carmen López, del PSOE, y Raúl Gayo, de IU.

Cerámica, vino y Corias

En el estand todos pudieron contemplar una demostración de alfarería de la célebre cerámica negra de Cangas del Narcea gracias a las manos de la artesana Verónica Rodríguez. Las piezas adquieren un brillante color azabache porque el humo del horno donde se cuecen impregna todos los poros del barro. El siguiente punto de la ruta fue el salón de actos del Palacio de Congresos, donde López Ferrer tomó la palabra para definir el territorio que rodea a Cangas del Narcea como «una potencia turística de primer orden».

Además de elogiar el «paraíso natural» de la zona, «tanto en sus bosques como en su agua». También mencionó la singular arquitectura canguesa: «Permitidme tomar el magnífico monasterio de San Juan Bautista de Corias como referencia, El Escorial asturiano y transformado en Parador Nacional». No se olvidó de la gastronomía canguesa «que proporciona al Principado la exquisita carne roxa de la raza autóctona Asturiana de los Valles» y, por supuesto, el reconocido vino de Cangas, que produce este caldo en exclusiva en toda Asturias y bajo una denominación de origen propia. «Territorio prometedor para las empresas y el turismo sería la mejor síntesis», concluyó López Ferrer. Coincidió con él Fernández, el alcalde de Cangas del Narcea: «¿Qué mejor escaparate para el turismo y el emprendimiento que la Feria?». «Tenemos que mostrar al mundo nuestra carne, nuestro vino, nuestra miel, nuestra artesanía», explicó. Bajo el lema ‘De la huerta al plato’ también elogió la calidad de los cultivos ecológicos de su tierra: «Lechuga, tomate, patata... Lo más típico, pero también lo más sabroso».

El vino de Cangas «ha mejorado en la localización de las cepas y con ello su proyección en el mercado internacional. De hecho, estamos exportándolo a Asia. No es un producto gourmet, pero sí con pocas remesas por lo que el vino blanco se nos suele acabar antes de la siguiente vendimia», explicó.

25.000 euros

Tuvo palabras para «el problema del primer mundo» que supone el despoblamiento rural. La propuesta de Fernández es: «Lo que tenemos que hacer es crear condiciones para la creación de empresas a través de ayudas y subvenciones, nosotros podemos llegar a ofrecer 25.000 euros a los que estén dispuestos a hacerlo. El Principado nos ayudó mucho en el congreso de despoblamiento que se celebró en junio». También la consecución de un escenario en el que vivir «con seguridad y derechos sanitarios, educativos y sociales plenos». Por eso, es una preocupación para él los incendios que afectaron hace dos días a Cangas del Narcea: «Son intencionados, así que le pido cordura a todos los ciudadanos. Que piensen en el bienestar de su pueblo y de aquellos encargados de extinguir el fuego, entre los que se incluyen vecinos». Matizó que todos los fuegos se encuentran «entre controlados y extinguidos».

«Hay que ver lo bien que habla nuestro alcalde. Lo joven que es y lo que nos cuida», exclamó Carmen Arias cuando recibió, como el resto de sus vecinos, un vale para comer en El Cuco. Todos en pie, ‘Asturias, patria querida’ cortesía de El Perendengue y a lucir a Cangas del Narcea por la Feria.

Fotos

Vídeos