«Cuando coma traigo la lata para reciclar»

Pesca de botella con caña y aro en Coca-Cola.</p><p> DAMIÁN ARIENZA

Coca-Cola vuelve a apostar en su estand por fomentar el reciclaje entre los más pequeños

G. POMARADA

El estand de Coca-Cola se apunta por segundo año consecutivo al 'verde'. La compañía se vuelca en el cuidado del medio ambiente con la vista puesta en el futuro del planeta, los niños. Bajo el lema 'El rojo es el nuevo verde', la marca reta a los más pequeños a adoptar sencillos gestos que, repetidos, contribuyen al reciclaje de los envases de sus refrescos. Pescar botellas de vidrio con una caña o encestar los tapones de plástico en la boca de dos simpáticos monstruos son los alicientes que atraen a niños -y no tan niños- hacia las prácticas responsables. Mientras la cola para depositar tapones en los monstruos se iba engrosando, Samuel del Río, de 11 años, afinaba la puntería. «Es un poco difícil meterlos», contaba tras agotar sus tres intentos. Tras él, la joven gijonesa Candela Alonso afirmaba con orgullo haber encestado los tres tapones. El premio por su destreza, un boli con forma de lata y un libro de recetas. La prensa que reduce el tamaño de las latas, un clásico del estand, vuelve un año más. «Después de comer traigo la lata para reciclar», contaba convencida la pequeña Vanessa Rodríguez tras su paso por el pabellón.

Reforestación

Los datos expuestos por la compañía convencen al visitante. Su objetivo pasa por recuperar el 75% de los envases y reponer cada gota de agua empleada en el proceso de producción. En un año, ha recuperado en España 1.600 millones de cubos. En lo que atañe a Asturias, Coca-Cola tiene en marcha nueve proyectos de reforestación, reciclaje y limpieza de la costa.

Fotos

Vídeos