«'Despacito' aquí no triunfa. El café lo quieren todos rapidito»

José Manuel Montis, con la infusión de cereza de café de Toscaf. :: DAMIÁN ARIENZA

José Manuel Montis, gerente del estand de Cafés Toscaf

CHELO TUYA

Conoce todos los secretos del café. Su formación en todas las variedades le ha puesto al frente de la Escuela de Café de Toscaf. Un puesto que 'abandona' temporalmente cada verano. En lugar de veranear, se instala en el estand que la empresa de la que forma parte tiene en la Fidma. Un estand que ofrece, además de un gran café, uno de los objetos de deseo de los visitantes: su terraza bajo los árboles. José Manuel Montis (Madrid, 1970) viene este año con una bebida alternativa: la infusión de cereza de café. Que sabe a higo.

-¿Por qué cada año en la Feria?

-Porque es un punto de reunión con los clientes, con el público...

-¿Tener pabellón propio ayuda?

-Llevamos quince años en él. Antes de haberlo levantado ya habíamos estado, pero hubo unos años de ausencia. Ahora hemos vuelto para quedarnos.

-Su terraza se mantiene como punto de referencia para el descanso.

-Es muy atractiva y, la verdad, cada año más, porque estos árboles que hemos visto nacer dan cada vez más una sombra más agradable.

-Tan atractiva que genera colas para su uso. ¿Nunca han tenido que llamar a los antidisturbios, como en el Xiringüelu?

-(Risas) Pues casi, casi. Mucha gente quiere disfrutar de esta terraza. Y es comprensible, porque cuando hace sol en la Feria, después de pasearla es muy agradable disfrutar de un rato de descanso, a las sombra de un árbol y con un buen café.

-Dice bien, cuando hace sol. ¿La lluvia está aguando esta cita?

-Pues a mí me sorprende, pensé que se iba a notar, pero no. Vemos mucha gente. Los asturianos convivimos con la lluvia. Lo que sí hemos notado es la ausencia de Elías.

-¿Eran amigos?

-No habré cruzado con él muchas conversaciones, pero con Elías García (el director de comunicación de la Fidma, fallecido en junio) hemos vivido quince años de sonrisas. Siempre un buen gesto, nunca una mala palabra. Todos los expositores comentamos lo mucho que se nota su falta, no porque en la Feria falle nada, que todo funciona muy bien, sino porque él era una persona especial.

-¿Trae Toscaf algo especial?

-Una bebida alternativa: la infusión de cereza de café.

-¿Infusión de cereza de café?

-Me explico. Lo que tomamos del café es la semilla de un fruto. Un fruto que se parece mucho a una cereza. En cada una de ellas hay dos granos de café. Lo que recubre esa semilla es una parte carnosa, del fruto que ha madurado. Ahora, se ha deshidratado y con ella se hace una infusión.

-¿Y sabe a café?

-Curiosamente, no. Es una bebida dulce, que recuerda a frutos rojos, a higos.

-¿El cliente de hostelería es muy importante para Toscaf?

-Siempre. A la Feria viene a probar productos que, a lo mejor en su casa no lo trabaja.

-Además de en su estand, ¿hay café Toscaf en otros locales de la Fidma?

-Sí. Hay clientes con los que tenemos acuerdos. Lo que más se vende aquí es el café con leche. Es la estrella, junto con el solo o el cortado para después de comer.

-¿El café asturiano necesita apoyo?

-Hay muchas comunidades que hacen café y cada vez hay más tostadores. Es una tendencia al alza. Pero, Asturias tiene un peso muy importante en cuanto a volumen de empresas en el mercado. Por provincia somos de las primeras de España.

-¿Hace falta una etiqueta de 'café de Asturias?

-(Risas) Todos lo traemos de fuera. Nosotros lo tostamos. Sería posible si todos tostásemos igual, pero eso nunca va a suceder porque cada uno le da su tueste.

-¿Luis Fonsi triunfa con el 'Despacito' gracias a ustedes? Es la mejor forma de tomar un café.

-(Risas) 'Despacito' aquí no triunfa, porque sí, el café se toma despacio, pero aquí todos quieren que se lo sirvamos rapidito. Y los siete que estamos aquí nos afanamos en conseguirlo.

Fotos

Vídeos