Las donaciones de sangre rebasan un cinco por ciento a las de 2016

Donantes, en el estand de la Feria, el pasado viernes. :: ARIENZA/
Donantes, en el estand de la Feria, el pasado viernes. :: ARIENZA

«En la Feria hacemos la gran despensa del año», resalta Valdés. El viernes batieron el récord de altas

A. A.

La megafonía de la Feria de Muestras no dejó de hacer llamadas para donar sangre, el pasado viernes, tras el minuto de silencio guardado por las víctimas del atentado terrorista de Barcelona. Y funcionó. La Asociación de Donantes de Sangre de Gijón, instalada en el recinto, contabilizó 166 bolsas. La cifra total no fue récord, pero 31 de esas personas eran nuevos donantes y eso sí ha marcado el techo de la Fidma 2017. «Estamos muy contentos. En la Feria hacemos la gran despensa del año y en esta edición, desde la apertura hasta el viernes incluido sumamos 2.042 bolsas cuando el año pasado en esos mismos días llevábamos 1.939». O sea, un 5% más. Quien así se manifiesta es Manuel Faustino Valdés, presidente de la entidad gijonesa y de la federación asturiana, así como vicepresidente de la federación nacional.

Las cifras de donaciones varían poco de un año a otro. Según explica, siempre se quedan entre las 2.200 y las 2.400. Y al dato acumulado del viernes, 2.042, falta sumarle sábado y domingo, dos días de elevada afluencia. La mejor jornada desde el arranque fue el domingo 6 de agosto (el mejor primer domingo de Feria de la historia en número de visitantes) cuando se contabilizaron 210 bolsas. Y el peor, el lunes 7, con 95. La correlación entre número de visitantes y número de donaciones es absoluta y por eso Valdés confía en que el día de hoy sea determinante para cerrar esta intensiva campaña en el recinto cerca del techo de las 2.400 bolsas. «El factor feria es importantísimo», subrayó. A modo de ejemplo, ilustró que Asturias necesita unas 160/170 bolsas diarias y ésas se las aporta solo la Fidma, donde están instalados en la calle de la galería comercial.

Fotos

Vídeos