Emotiva distinción in memoriam a Elías, «la sonrisa de la Feria»

José Elías García, Isabel González, Carolina García (con la distinción) y Félix Baragaño en el homenaje.

«Dejó una huella que permanecerá muy hondo», destacan en el homenaje

G. P.

Desde que la 61 edición de la Feria de Muestras echase a andar hace ya nueve días, el eco de una ausencia se extiende en un doloroso silencio por cada pabellón y recoveco de un recinto que Elías García conocía como la palma de su mano. En el día de la «buena gente», personificada en los donantes de sangre, el relaciones públicas recientemente fallecido recibía un homenaje en la que durante dos décadas fue su casa. El reconocimiento 'In Memoriam Doctor Joaquín Fernández' otorgado por la Hermandad de Donantes,reunió a compañeros, amigos y familiares mes y medio después de su fallecimiento. Con emoción contenida y entre un sonoro aplauso, su hermana Carolina subió al escenario para recoger la escultura de manos del consejero de Sanidad, Francisco del Busto. «Todos los que le conocimos sabemos que fue un excelente profesional y una mejor persona», destacaba el consejero. «Elías dejó una huella que permanecerá muy hondo, se fue una bellísima persona», lamentaba Antonio Corripio, presidente del Grupo Covadonga y miembro del comité ejecutivo de la Cámara de Comercio de Gijón.

Elías García fallecía el 26 de junio a los 44 años, dieciocho de ellos al frente de la Feria. Su interés por el protocolo surgió mientras estudiaba Derecho en la Universidad de Oviedo, mediante un curso de Relaciones Públicas y Protocolo que sembró la semilla de su futuro profesional. Conocido como 'Elías el de la Feria' por haber desempeñado la mayor parte de su carrera en el recinto de la ribera del Piles, el director de Coordinación y Relaciones Externas de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón era uno de los pilares fundamentales del evento. Cuentan sus allegados que Elías era capaz tanto de proporcionar «un bolígrafo que necesitabas o te conseguía un patrocinio para salvar un evento, era un todoterreno y la persona que todos querríamos tener como compañero de trabajo o como confidente».

«Mi abuela tuvo una operación y una donación salvó su vida. Meses después me hice donante»«He donado sesenta veces en los últimos treinta y cinco años. Menos alguna vez que tuve anemia, nunca lo dejé»Elías García González

El relaciones públicas, muy conocido y apreciado en Gijón, estuvo en el Gobierno del Principado durante la presidencia de Francisco Álvarez-Cascos; y organizó también grandes eventos como la boda la Paula Echevarría y David Bustamante en Covadonga. Pero si en algún lugar se encontraba como en casa, era en su Feria, en la que los veinte días de frenética actividad estival se hacían más llevaderos rodeado de su gente y de «su maestro y amigo», el director de la Fidma, Álvaro Muñiz.

La cara amable del recinto ferial dejó con su prematura muerte una vacío que en esta primera edición de ausencia se está demostrando difícil de ocupar. Sus compañeros, su familia, sus mil amigos, políticos, empresarios y todo aquel al que Elías trató coincidían en que su sonrisa y su gentil trato serían imposibles de reemplazar.

Fotos

Vídeos