Los ingenieros apuestan por la energía renovable

El senador Areces, entre el público. :: FOTOS: DAMIÁN ARIENZA
El senador Areces, entre el público. :: FOTOS: DAMIÁN ARIENZA

El consejero de Industria, Isaac Pola, defiende en un modelo que combine sostenibilidad técnica, ecológica y económica

PABLO PARACUELLOS

Aseguraba el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Pedro López Ferrer, que el compromiso del Colegio de Ingenieros con la Feria de Muestras ha convertido la jornada en una fecha «indispensable». No es para menos, ya que en las conferencias celebradas ayer en la sala Mirador participaron tres expertos, de los que destacó «su interés e importancia» dentro del campo de la energía. Se refería al director de la Cátedra de Energía de la Universidad de Oviedo, Eloy Álvarez; el director de Inovgrid en EdP, Jesús Fernández; y el director de regulación de Iberdrola España, Rafael del Río. El tema en torno al cual giraron todas las ponencias: la transición energética.

López recordó ante «la vital importancia del asunto» que la Cámara de Comercio lleva tres años dirigiendo un foro de eficiencia enegética en el que se contemplan «las condiciones energéticas objetivas de Asturias y de España, distintas a la del resto de Europa, desde el análisis de las tecnologías disponibles».

Los ponentes coincidieron que la transición energética hacia las fuentes renovables es imprescindible para que la sociedad avance y que, aunque va a estar plagada de problemas y retos, son los ingenieros los que han de estar preparados para protagonizar este cambio. La mencionada trnasición ha de estar sujeta por cuatro pilares. El primero de ellos vendría a ser la capacidad de abastecimiento, capaz de suministrar toda la energía necesaria a industria, transportes y ciudadanos. También la sostenibilidad, que preserve el medio ambiente y no favorezca el cambio climático con las emisiones de dióxido de carbono. Ha de ser una energía económica, competiva. En cuarto lugar está el tema de la capacidad de autoproducir esa energía. Uno de los lastres que arrastra España es precisamente este aspecto, ya que el déficit energético del país es superior al setenta por ciento; es decir, casi tres cuartas partes del suministro energético del reino vienen de fuera.

Revisión completa

Pero en la confección de este nuevo modelo no bastará con una revisión completa del modelo de obtención de la energía, también será necesario un cambio en los hábitos de consumo tanto de industrias como de la gente de a pie.

El consejero de Industria del Principado de Asturias, Isaac Pola, coincidió en la aplicación de un plan que combine sostenibilidad técnica, ecológica y económica comprendido bajo el binomio de industria y energía, que «alcanza un nivel paradigmático» en la región.

Para Pola, el dilema energético cobra especial importancia en Asturias debido a sus «singularidades» con el resto de España. «En el Principado reina el carbón, y el sector industrial domina en el consumo de energía, dos tercios del total». Esto convierte a Asturias en la comunidad autónoma con mayor consumo de energía per cápita del país. Por eso, el consejero pidió «sensatez» a la hora de llevar a cabo la transición y «no abandonar determinados métodos de obtención de energía prematuramente».

Añadió Pola que Asturias también lidera el índice de producción industrial deEspaña por lo que es partidario de proyectar «un discurso más optimista avalado por las cifras y como respuesta a una reclamación hecha por las empresas de abandonar el victimismo». Recordó el interés «desde hace años» del Principado en articular un pacto de Estado en materia de energía.

Energía eólica

Del Río informó que, desde Iberdrola, dos de los tercios de la que producen es libre de dióxido de carbono y su compañía es líder mundial en energía eólica. «Son necesarias más fuentes renovables porque son una oportunidad de inversión, pero es igual de fundamental mantener la potencia convencional basada en el carbón o el gas natural; sirve de respaldo cuando faltan el sol y el viento, porque son impredecibles», coincidió con el consejero en cuanto a mantener determinada cantidad de fuentes basadas en la combustión. El director general de Industria y Telecomunicaciones del Principado, Manuel Monterrey, clausuró un acto «que muestra nuevas expectativas para que la sociedad asturiana pueda afrontar su futuro desde una posición ventajosa».

Fotos

Vídeos