León clama por la variante de Pajares y la autopista del mar

Alfredo Fernández, Cristina Santos, Félix Baragaño, Alfonso Rodríguez, Esteban Aparicio, Juan Carlos Fernández, María Emilia Villanueva, Silvia Cobos y Álvaro Muñiz. :: D. ARIENZA
Alfredo Fernández, Cristina Santos, Félix Baragaño, Alfonso Rodríguez, Esteban Aparicio, Juan Carlos Fernández, María Emilia Villanueva, Silvia Cobos y Álvaro Muñiz. :: D. ARIENZA

«El próximo año puede ser un gran momento para que tengamos una presencia física estable en la Feria», adelanta el alcalde

GLORIA POMARADA

La hermandad entre leoneses y asturianos se escenificó ayer en las calles del microcosmos de la Feria. Los vecinos del otro lado del Negrón, fieles visitantes de la cita, no fallaron en un día consagrado a León y Astorga. La comitiva leonesa fue la primera en arribar a la ribera del Piles, cargada de palabras de agradecimiento por la afectuosa bienvenida que reciben año tras año, pero también con una maleta de reivindicaciones compartidas con Asturias. La presente edición es «la de la consolidación» económica -tal y como expresó la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el día de la inauguración- y, con un horizonte más despejado, las demandas de inversión en infraestructuras se suceden a diario. Ayer fue el turno de leoneses para reclamar lo suyo, en una simbiosis con Asturias y con mensajes calcados en cuestiones como la variante de Pajares, la autopista Gijón- Nantes y el impulso de la logística en el noroeste.

«Tenemos objetivos comunes para un desarrollo económico y en materia de infraestructuras están claros: el AVE. Toda actuación que suponga acortar plazos en León significa que el AVE va a llegar antes a Gijón», señalaba el alcalde leonés Antonio Silván, del Partido Popular. En ese sentido, lanzaba un mensaje esperanzador a los asturianos: «Las obras de integración del ferrocarril en León han comenzado y a finales de 2018 tendrán su punto final, lo que supondrá romper esa barrera en la estación de fondo de saco y ganar tiempo».

Respecto al que los leoneses consideran también como «su puerto», El Musel, el regidor apuntaba como «fundamental» la reapertura de la autopista del mar por suponer «números importantes para las empresas, a la baja en cuanto a costes. Personalmente me consta que Fomento está trabajando, tenemos ahí una oportunidad». El frente común entre ambos territorios se expande también hacia el impulso de logística, materializado en la plataforma integrada por asociaciones empresariales y cámaras de comercio de Asturias, León, Galicia y Cantabria. Constituida el pasado mes de junio, la plataforma clama por acabar con «la marginación» y conectar el noroeste de España con el Corredor Atlántico de las Redes Transeuropeas del Transporte. «Tenemos que apostar fuerte, el Ayuntamiento de León lo quiere. Debemos hacer esfuerzos para que la infraestructura logística tenga su respuesta en Europa», indicaba Silván.

Más allá de las grandes obras, el diputado leonés de Turismo, Genaro Martínez, recordaba la necesaria cooperación entre instituciones a un lado y otro de la Cordillera Cantábrica en cuestiones como un plan de incendios, la «gestión conjunta o similar» de estaciones de esquí y el mantenimiento de vías de comunicación en invierno.

15% de turismo asturiano

En la undécima jornada del día de León, el recorrido de la comitiva por el recinto ferial volvió a contar con una ausencia, la de su propio estand. Tras años de acercamientos por todas las partes, el alcalde manifestaba ayer que «puede ser una realidad muy próxima, el año que viene puede ser un gran momento para que León tenga presencia física estable».

Con un 15% del turismo procedente del Principado, la provincia vecina fija como objetivo la atracción y fidelización de visitantes, que ayer se abordó en un punto de información bajo el lema 'Cuando quieras, León'.

'Legio' romana y astures

Una hora después de la llegada de la comitiva leonesa al recinto, hacía lo propio la delegación de Astorga, cuyo día coincide en el calendario con el de sus paisanos. Cargados de mantecados y ofreciendo el tradicional dulce a visitantes, los maragatos hacían su entrada en la Feria escoltados por astures y romanos, «pilar importante de la industria turística de la ciudad», explicaba la concejala de Turismo, Silvia Cobos. «Astorga es una ciudad pequeña cuyas principales industrias son la agroalimentaria y la turística. Tenemos que ganarnos el garbanzo todos los días», destacaba Juan Carlos Fernández, presidente de la Cámara de Comercio de la localidad.

'Legio' romana y tribus astures animaron la jornada, tan pronto al son de cuernos como de gaitas o castañuelas. En esta edición, la antigua Asturica, capital de los astures, no cuenta con estand propio, como en las tres últimas ediciones. Sin campamento base, la animada comitiva hizo del recinto ferial su campo de batalla, con improvisados pasacalles que disfrutaron tanto leoneses como asturianos a la sombra de las terrazas, el refugio más codiciado ante el caluroso día de ayer.

«El parque temático» que representa la Feria, como expresaba la edil Cobos, es durante estos veinte días un polo de atracción para sus paisanos. No solo ayer, en su día, llenaron leoneses y maragatos el recinto. Bien a bordo de autobuses o coches particulares, es habitual la peregrinación para descubrir las últimas novedades del gran escaparate y darse un baño en las aguas de la que consideran su playa, San Lorenzo. Algunos, como el propio alcalde Antonio Silván, pasan unos días de vacaciones en el Principado al calor de la Feria. «Este es un sitio cercano, lo tiene todo. Como nosotros recibimos turistas asturianos, es lógico que devolvamos la visita», valoraba el astorgano Pedro Rodríguez. «En León no hay ferias así, esta es una pasada», contaba el pequeño Manuel. «Hace catorce años que no venía y lo veo todo muy cambiado, siempre es bueno descubrir algo nuevo y una buena comida», decía José Ernesto de la Fuente. Para el leonés José Pedro Fernández «esta es sin duda la mejor Feria de España».

Fotos

Vídeos