Mallada cifra el futuro de Hunosa en el carbón y en la diversificación

Teresa Mallada, en su intervención en el nuevo estand de Hunosa, donde no faltó el consejero Isaac Pola, a su derecha.
Teresa Mallada, en su intervención en el nuevo estand de Hunosa, donde no faltó el consejero Isaac Pola, a su derecha. / D. ARIENZA

Isaac Pola apela al «corazón minero e industrial de Asturias» en el estand que conmemora los 50 años de la hullera

AIDA COLLADO

Hunosa está de celebración. En su cincuenta aniversario ha hecho un «esfuerzo especial» por renovar «de forma muy significativa» su pabellón, tal y como ayer destacaba el presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño. Gracias a ello, los jóvenes pueden acercarse a la realidad de la mina a través de la recreación de un pozo, mientras los mayores descubren las muy diversas áreas en las que hoy pone sus ojos la hullera pública.

Al día siguiente de que el ministro Álvaro Nadal saliese en defensa del carbón desde Cangas de Onís, la presidenta de la compañía hizo lo propio a su llegada a la Feria Internacional de Muestras. Teresa Mallada agradeció el discurso mantenido por Energía durante los últimos meses y recordó que «la energía producida con carbón supera a la de otro tipo». Por eso, «la apuesta» del Gobierno central por el mineral patrio «es una buena noticia».

Mallada no dudó: «Hunosa tiene futuro». Y para ello, indicó, solo hay que fijarse en el estand de la empresa. En él, la minería de carbón continúa siendo la actividad principal, pero también se da cabida a muchas otras actividades y a la producción de energías relacionadas con el patrimonio asturiano. Mallada se refirió a la geotermia, la biomasa o la depuración de purines en las ganaderías asturianas -«un verdadero problema»- para la producción de biogás. Habló de la venta de parte de su patrimonio industrial y, a la vez, de su protección y puesta en valor para «sacarle rentabilidad con actividades como las llevadas a cabo en Pozo Sotón o en el Ecomuseo Minero del Valle de Samuño». Todas estas acciones, previó, «darán futuro a Hunosa».

El 20% de Mieres

La presidenta evaluó los resultados obtenidos por la empresa en 2016 y apuntó que el mayor golpe a sus cuentas proviene de los denominados 'costes eternos', que el pasado ejercicio alcanzaron el 76% del total y no tienen que ver puramente con la actividad productiva. Se trata, por ejemplo, del bombeo de los pozos, que más o menos supone siete millones anuales. Solo para hacerse a una idea de cuánto cuesta el mantenimiento del patrimonio de la hullera, Mallada señaló que la compañía pública es propietaria del 20% del suelo en el municipio de Mieres. «Todo eso hay que mantenerlo, es una obligación del Estado asumir estas responsabilidades».

Mallada aseguró desconocer cuál será la aportación del Ejecutivo central este año. «Todavía está resolviéndose la convocatoria de ayudas a costes excepcionales, para todo lo que es postminería», indicó. Pero, sea cual sea, tiene claro que el único camino para Hunosa es «la diversificación». En este sentido, Baragaño les animó a intentar «convencer» a la SEPI para adentrarse en la minería metálica.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, apeló al «corazón minero e industrial» de Asturias. La empresa, dijo, «ha dejado una huella en la configuración física y socioeconómica de la región». Tiene hasta su propio sello, matasellado ayer.

Fotos

Vídeos