Un mango de ducha que da lustre al pelo

Diego Arrieta, con el mango de ducha. :: D. ARIENZA /
Diego Arrieta, con el mango de ducha. :: D. ARIENZA

Tiene bolas de cerámica y ahorra un 30% de champú y agua

G. P.

La lluvia en esta Feria se instala incluso bajo la ducha. Un telefonillo con filtros de cerámica que expulsa el agua en forma de suave llovizna se presenta por primera vez en la cita con el reclamo de ahorrar un 65% de agua y reducir en otro 80% la cal y el cloro. El mango de metracrilato alberga en su interior pequeñas bolas de cerámica batuca, germánica y formalinas «que añaden sales minerales, por lo que es ideal para personas con soriasis, pieles atópicas o eczema», expone Diego Menéndez Arrieta. No es la única virtud que alaba el joven vendedor, pues el ahorro se extiende también a champú y gel. «Hasta un 30%», explica.

No son los ahorros el elemento más atrayente para el público, cuenta Diego sobre este producto vendido por tres expositores distintos, sino los beneficios que redundan en piel y pelo. Una ducha bajo este invento se vende como una experiencia revolucionaria para aquellos que miman su cabello. «Ni siquiera está recomendado el uso de mascarilla, el pelo queda brillante y sano y la piel se relaja y tonifica», ensalza.

Las ventas por el momento avanzan a ritmo de goteo, con una media de treinta artículos diarios. «El arranque está siendo un poco más flojo que otros años». Contra las dudas, los vendedores atacan con el 'precio Feria': «Se ahorran cuarenta euros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos