Paso al frente de la Universidad

Interior del remozado estand de la Universidad de Oviedo.
Interior del remozado estand de la Universidad de Oviedo. / DANIEL MORA

Talleres, yoga o la investigación de El Sidrón se abren al público

GLORIA POMARADA

Un monoplaza y una moto de carreras diseñadas por alumnos de la Escuela Politécnica flanquean la entrada al estand de la Universidad de Oviedo como una declaración de intenciones del espíritu con el que este año la institución académica acude a la Feria: innovación y protagonismo «de las personas que hacen Universidad».

El nuevo espacio físico que ocupa el expositor, en una de las entradas principales al Palacio de Congresos, es solo la renovación visible de la Universidad, que plantea en esta 61 edición una filosofía transformadora. Tras décadas instalando en el recinto un mero punto informativo de la oferta académica «pasamos de ser un estand activo, innovador y que se abre la ciencia». Prueba de ello es la amplia programación preparada para los próximos días, con una veintena de actividades y talleres a lo largo de once jornadas.

Por primera vez, una de ellas estará dedicada a la Universidad. Será este martes 8, día en el que se concentrará el plato fuerte de la agenda universitaria. El investigador Marco de la Rasilla acercará a la ribera del Piles sus últimos descubrimientos sobre los neandertales de la cueva piloñesa de El Sidrón, en una conferencia presentada por el rector Santiago García Granda. La parte divulgativa se combina con actividades destinadas a los más pequeños en las que los experimentos científicos son el vehículo del conocimiento. «Queremos ir activando las actitudes científicas y atraerlos a la Universidad desde pequeños», explica Xabiel García Pañeda, responsable de Coordinación y Estrategia.

Dos son los ejes de los talleres destinados al público infantil, títeres con ciencia y los experimentos del ‘Monstruo Curioso’. Los propios investigadores de la institución entrarán en acción para conducir auténticos ensayos en los que se abordará el comportamiento de la luz o la apariencia de los materiales al microscopio. Las explicaciones llegarán de la mano de personajes como Einstein o Severo Ochoa, encarnados en títeres que relatarán cuentos desde su particular óptica científica.

Personas mayores

La parte innovadora del programa de este año continúa con actividades enfocadas a un público adulto. Es el caso de la sesión de yoga prevista para mañana en la explanada del Pabellón Central. A las doce y media, el Programa Universitario de Mayores (Pumuo) será expuesto por sus protagonistas, los alumnos que a lo largo de los últimos quince años han ampliado su formación y conocimientos en la institución académica. Destinado a personas mayores de cincuenta años, este programa de extensión universitaria «es una de las prioridades del equipo rectoral», señala García Pañeda. El Pumuo, explica, «permite formarse toda la vida y desarrollar intereses e inquietudes intelectuales en una estructura no tan formal como la de los grados».

Gente encauzada

El cometido clásico del estand ferial, informar y orientar a los potenciales universitarios, estará presente desde una perspectiva más cercana. Folletos de los grados, másteres o títulos de experto que se imparten en la Universidad se complementan con la atención personalizada a cargo del personal de la institución. «Viene gente que ya está encauzada, pero también alumnos de segundo o primero de bachiller a buscar información sobre las pruebas de acceso o los dobles grados», apunta Sara Vázquez, técnica de exposiciones con dos décadas de experiencia en la Feria.

Como prueba del compromiso con los universitarios a punto de graduarse y los egresados, la Universidad «sacará a la palestra» el talento y el emprendimiento en una mesa redonda planteada como «un viaje de ida y vuelta» en la que antiguos alumnos presentarán los proyectos que los unen a la institución.

Fotos

Vídeos