«Vendemos chorizos a la sidra en mercados de Guinea Ecuatorial»

José Severino Monte muestra sus productos en el estand de Embutidos El Hórreo. /DANIEL MORA
José Severino Monte muestra sus productos en el estand de Embutidos El Hórreo. / DANIEL MORA

«En el embutido hay I+D+I: tenemos chorizo sin colesterol y morcilla que no repite»

CHELO TUYA

Es la tercera generación, pero el segundo Severino. El primero fundó, junto a su abuela, en 1908, la fábrica de Embutidos El Hórreo en Noreña. Una que heredó su madre, Carmen, y que ahora dirige su hermano pequeño, Joaquín. Profesor de Educación Física convertido en comercial, José Severino Monte (Noreña, 1964) es la cara visible de una empresa centenaria que vuelve a la Fidma 50 años después.

-¿Fonsi se inspiró en ustedes? Porque sí que se han tomado 'despacito' lo de volver a la Feria.

-(Risas) Han sido años complicados. Nosotros en los 90 nos fuimos al mercado internacional. Ahora, presentes en dieciséis países, volvemos a potenciar el mercado regional.

-Un hórreo centenario el suyo.

-Pues sí. El Hórreo nace en 1908, de la mano de Severino Fernández Fombona y su mujer. En Noreña, un punto estratégico de logística.

-¿Noreña?

-Sí, tenía el Feve de Gijón y la Cuenca, la comunicación para ir a todos los mercados. Noreña era la cuna de cuarenta empresas cárnicas. Tenía materia prima, porque criaban los cerdos y las terneras. Porque, antiguamente, el chorizo bueno, el puro, llevaba ternera.

-¿El chorizo puro era una mezcla?

-Sí, ahora es el 'extra'. Es muy bueno. Tanto que ellos pronto dieron el salto y crearon una nave industrial.

-¿Cuánto empleo generaron en aquella época?

-Mucho, se mataban seis vacas a la semana y veinte cerdos, así que necesitaba diez personas. Crearon la primera fábrica industrial en 1925. En 1954 crearon la segunda, mayor. Existen las dos. En 2015 inauguramos en Tiñana la tercera.

-¿Era buen año para inaugurar?

-No era el mejor año, pero nosotros teníamos que dar el paso sí o sí. Tras el salto al mercado de exportación, ahora volvemos al regional. A apoyarnos en el I+D+i...

-¿Hay I-D+i en el chorizo?

-Por supuesto. Nuestros embutidos son todos naturales. Eso es importantísimo. No utilizar productos químicos requiere mucha investigación. Y ver si les aportamos algunos ingredientes nuevos que se están investigando, como la inulina, que ayuda a evitar el cáncer de colon; que cuida el colesterol, utilizamos probióticos para que sea más saludable, que no sea indigesto, que el ahumado sea saludable, nuestra morcilla no repite...

-¿Su una morcilla no repite?

-Sí, tenemos una morcilla que no repite. De hecho, si en 1967 estábamos aquí con bocadillo de chorizo, de sabadiego y de horrito a 10 pesetas, teníamos también la fabada, que la dábamos como degustación. Este año podemos darla otra vez, que venimos con la gama tradicional de siempre, y con las novedades.

-¿También a diez pesetas?

-(Risas) A precio de mercado.

-Un profesor de Educación Física vendiendo chorizos.

-(Risas) Y con el cuerpo sano sin hacer ejercicios.

-¿Se puede estar así de flaco y comer horritos?

-(Risas) Chorizos, horritos o salchichas de cine, a los seis gustos, como todas las semanas.

-¿Las llama de cine porque son riquísimas?

-(Risas) Porque utilizamos las imágenes cinematográficas para bautizarlas. Por ejemplo, la clásica es Marilyn; la picante es John Wayne...

-¿Es para compensar la mala imagen que los políticos dan al chorizo?

-(Risas) Qué quiere que le diga. ¿Que hay dos tipos de chorizo? Pues igual, pero el chorizo está por encima de esa mala gestión que se imputa a los políticos. Un chorizo es un embutido muy importante. Muy conocido. La palabra más popular del mundo es paella, pero después van gazpacho y, claro, chorizo.

-¿A dónde ha llegado el suyo?

-Estamos autorizados para exportar en cualquier parte del mundo salvo Estados Unidos, Corea del Norte y Rusia, aunque eso por condiciones propias de ellos. Llegamos a 16 países: Brasil, México, Australia, Canadá... Este año nos veremos en la feria de Japón... Vendemos chorizos a la sidra en Guinea Ecuatorial...

-Vamos, que en los gabitos de su hórreo hay tocino que colgar.

-(Carcajadas) Y chorizos, y morcillas, y jamón...En el Hórreo hay de todo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos