«La visita real a la Feria es un sueño. Trabajamos por lograrlo»

Baragaño posa en el photocall del SabadellHerrero./D. MORA
Baragaño posa en el photocall del SabadellHerrero. / D. MORA

CHELO TUYA

Hoy será uno de los pocos días en el que no le verán por el recinto. Ya sea de traje y corbata, con el look presidencial, ya en patalón corto y camiseta, camuflado de visitante más. No estará físicamente, porque la familia 'obliga' al descanso tras dos semanas de Feria 'nonstop', pero sí hablará con su equipo. Aunque, Félix Baragaño no necesita que le digan el resultado final de visitantes. Sea cual sea, él ya sabe que la 61 edición de la Fidma ha salido bien. Ya piensa en la 62.

-Sin cifras aún, ¿se atreve a hacer balance?

-Nosotros no estamos obsesionados con las cifras. Lo que nos importa es que la gente lo pase bien y que el expositor repita. Y, por lo que hemos podido ver, así ha sido.

-¿Qué le van a decir al presidente?

-(Risas) Bueno, por la tarde me quito el traje y la corbata. Recorro el recinto en pantalón corto y camiseta y escucho lo que dicen.

-¿Alguna vez ha oído 'vaya cansino el presidente' o algo similar?

-(Carcajadas) No, la gente es muy prudente. Lo que sí me han dicho este año es que están muy contentos. Además, no debemos pensar que la Feria es venta directa. Muchísimos expositores hacen más negocio en la postferia.

-¿Tienen calculada esa postferia?

-Es una pregunta muy repetida y nos parece interesante dar una respuesta con fundamento. Por eso, pensamos hablar con la Universidad de Oviedo para ver la posibilidad de hacer un estudio riguroso.

-La Universidad ha crecido en esta edición ¿Lo repetirá en la 62?

-Seguro. Estamos encantados no solo con su presencia ampliada, sino con todas las actividades y la colaboración que tenemos con ellos. Como anécdota tengo que decir que, en las elecciones al Rectorado, solo Santiago García vino a hablar con nosotros. Me alegré de que ganara.

-Diga la verdad. ¿Vino a pedirle entradas para la Feria?

-(Carcajadas) No, vino a plantear más colaboración y así lo ha plasmado. Entradas no me pidió.

-Será el único.

-(Risas) Siempre llevo un talonario encima para compromisos. El interés es tal que, incluso, el expresidente Guillermo Quirós compra más talonarios.

-¿Y no les hace pensar que igual habría que abaratar la entrada?

-(Risas) La Feria tiene muchísimos días especiales, descuentos e invitaciones para que nadie deje de venir porque que no pueda. Además, en estas mismas páginas salió un minero jubilado que venía todos los días y no quería invitaciones.

-Habla de Pepe Díaz Solís, que no solo viene a diario, sino que paga entrada y solo pide salud. ¿Un pase para él no está contemplado?

-(Risas) Se merece todo. Fue una entrevista muy simpática.

-Simpático el cartel del Ayuntamiento de Oviedo. ¿Se ve el presidente imitando a Rodrigo Cuevas?

-(Carcajadas) (Se sonroja) No me veo en esa tesitura. No.

-¿El Ayuntamiento de Oviedo ha venido para quedarse?

-Eso está fuera de toda duda. La del año pasado fue una primera experiencia y este año se han volcado. Me consta que están encantados.

-¿Tendrá casa el Ayuntamiento de Oviedo en esta ciudad suya?

-(Risas) La Feria es de todos. A mí me corresponde el honor de ser, circunstacialmente, su representante. Pero, sí, estamos en conversaciones con el Ayuntamiento de Oviedo para que tengan pabellón.

-¿Hay hueco? Lo tiene lleno.

-Eso es verdad. Pero tenemos obras en marcha. Está en redacción el proyecto del Pabellón de las Naciones. Duplicará su espacio para absorber la carpa colindante. Esperamos que esté para 2019. Y tendremos mejoras en la zona de automóviles, en la más cercana al Pueblo de Asturias. Y, sobre todo, esperamos que el Ayuntamiento acepte nuestra alegación al PGO para tener la calle paralela a Hermanos Castro. Sería maravilloso lograrlo esta legislatura, para zonificar y poder tener actos a la vez sin solaparse.

-Solaparse lo hace Metropoli con la Semana Negra.

-Estoy completamente de acuerdo con que eso cambie. Tenemos que coordinar el calendario con los intereses del promotor.

Las elecciones y Elías

-El calendario dice que el año que viene hay elecciones en la Cámara. ¿En la 62 le entrevistaré?

-(Risas) El resultado lo dirá.

-¿Se presentará a la reelección?

-Hay que esperar que llegue el momento. Por prudencia, no debo decir nada, porque no corresponde.

-Al menos, podrá decir si está contento.

-Sí, eso sí. Creo que el balance es satisfactorio. Hemos duplicado los actos en el recinto. También tengo que decir que, igual que creo no hay que perpetuarse en los cargos, también digo que un periodo igual no es suficiente para garantizar la estabilidad. A nadie se le escapa que cuando llegamos aquí las cosas estaban muy complicadas, y hoy es una balsa de aceite. Un lugar al que todo el mundo quiere venir.

-Presidenta del Congreso. Ministro... Solo le faltan los Reyes.

-(Risas) Sería estupendo (se calla).

-Confiese...

-Una visita real es un sueño. Trabajamos por lograrlo...

-Que todo haya salido bien, ¿es el mejor homenaje a Elías?

-(Se emociona) Todos le echamos de menos. Era imprescindible, su sonrisa, su amabilidad... Creo que el esfuerzo que ha hecho el equipo, los dos Álvaro, Mario, Eugenia, todos, ha sido en su memoria.

Fotos

Vídeos