Acelerando montaje de última hora

Desde primera hora, un constante goteo de furgonetas y camiones acercaban la mercancía a los estands, mientras los feriantes ultimaban la colocación de los variados productos

ELCOMERCIO.ES Gijón.

A escasas horas de dar el pistoletazo de salida a la LXI edición de la Feria de Muestras, el recinto registraba ayer un ritmo de trabajo contra reloj. Desde primera hora, un constante goteo de furgonetas y camiones acercaban la mercancía a los estands, mientras los feriantes ultimaban la colocación de los variados productos que traen al evento. Por su parte, los más rezagados terminaban de instalar los expositores que en los próximos días recibirán a miles de visitantes.

Fotos

Vídeos