De la Serna promete «correr hasta el límite» para terminar el AVE y el metrotrén

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante su intervención en la inauguración. / DANIEL MORA

«No vamos a poner plazos que no podamos cumplir», subraya el ministro Íñigo de la Serna en el acto inaugural

MARCO MENÉNDEZ

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quiso ser claro ayer en su intervención en la inauguración de la 61 Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) y, ante la petición de algunas voces que le reclaman adelantar la fecha de puesta en marcha de la variante de Pajares, indicó: «No vamos a poner plazos que no podamos cumplir porque eso termina desilusionando a todos». Sí anunció, no obstante, dos próximos hitos que permitirán avanzar en la situación ferroviaria no solo de Asturias, sino también de Gijón. El primero de ellos es que «estamos realizando con la mayor intensidad el proyecto del tramo León-La Robla, con la conexión a la central térmica. Es complejo y estamos comprometidos a acabarlo este mismo año». Eso sí, apuntó que después habrá que revisar el proyecto, licitarlo, adjudicarlo y más trámites, con lo que indicó que las obras se realizarán en 2018.

El segundo hito tiene que ver con el plan de vías. De la Serna explicó que durante el presente mes de agosto están redactando el nuevo convenio «para presentarlo en septiembre y, aún sin tenerlo terminado, estamos haciendo los pliegos para redactar el proyecto de la estación».

Pero no fueron los únicos asuntos en materia de infraestructuras que tiene entre manos en Asturias, comunidad que calificó de «prioritaria» para el Gobierno de la nación. «Estamos cumpliendo el cien por cien de los compromisos realizados al comienzo de la legislatura», y apuntó algunos como es la A-63, en cuyo tramo Doriga-Cornellana se está trabajando, este año se retomará el Cornellana-Salas y en 2018 se licitará la segunda calzada del tramo Salas-La Espina. Pero también habló de los accesos a El Musel, que se acaban de iniciar, o la ronda norte de Oviedo, «que estamos haciendo la revisión del estudio informativo, que tenía 17 años». Esperó además que en septiembre se pueda presentar la recuperación de la autopista del mar entre Gijón y Nantes, y «presentar el proyecto a la convocatoria de fondos europeos en noviembre».

El ministro de Fomento quiso ahondar en las conexiones ferroviarias con el Principado y explicó que se está ejecutando el sistema RMS de la alta velocidad entre Valladolid y León, lo que acordará el viaje a Madrid en diez minutos, así como la eliminación del fondo de saco en León, con otro recorte de 25 minutos, es decir, «hablamos de que se ahorrará más de media hora entre Asturias y Madrid en 2018».

Sobre la variante de Pajares, indicó que lo que resta es complejo. «No se trata solo de colocar una vía de ancho internacional. Hay mucho que hacer», aunque aseguró que en todos los proyectos «estamos imprimiendo toda la velocidad que se puede imprimir. Vamos a correr y acortar los plazos hasta el límite técnica y humanamente posible».

La necesidad de realizar un plan sobre las Cercanías en Asturias, que será redactado antes de fin de año, y una aportación extraordinaria de 20 millones para el soterramiento de Langreo fueron otros de los asuntos que destacó el ministro.

«Suena a chiste»

Por otro lado, Ignacio Prendes, diputado de Ciudadanos, aseguró ayer que «suena a chiste» que los «cómplices del engaño» de la variante hablen ahora de incumplimiento por parte de Fomento. Prendes apuntó que «Francisco Álvarez-Cascos y Mercedes Fernández sabían perfectamente que con el nuevo acuerdo la variante no estaría operativa hasta 2021 y eso les importó muy poco cuando le facilitaron al titular de Fomento la coartada para incumplir el pacto de legislatura con Ciudadanos, que imponía a apertura a finales de 2017».

No lo ve igual Isidro Martínez Oblanca, diputado de Foro en el Congreso, quien reclamó que las obras de la variante sean incluidas «en el Plan Director de Infraestructuras, dándose a las mismas la mayor prioridad en su fecha de ejecución».

Fotos

Vídeos