«Desnudo igual se queda Oviedo tras pagar Villa Magdalena»

Rodrigo Cuevas, cantautor, músico y 'showman'. :: JOAQUÍN PAÑEDA/
Rodrigo Cuevas, cantautor, músico y 'showman'. :: JOAQUÍN PAÑEDA

Rodrigo Cuevas Artista

CHELO TUYA

Hasta 'Despacito', su 'Ritmu de Verdiciu' fue la locura viral. Su 'look' (liguero, dengue y madreñes) sirvió para dar a conocer al mundo la gran calidad vocal de este pianista por el Conservatorio de Oviedo y sonólogo por el de Barcelona que es Rodrigo Cuevas (Oviedo, 1985). Fonsi tendrá que ponerse las pilas 'rapidito'. Cuevas llega a la Fidma con su 'Oviedo embruxa'. A calzón (y todo lo demás) quitado.

-Dicen que sale desnudo en el vídeo de Oviedo porque se quedó en pelota tras pagar allí el IBI.

-(Carcajadas) No, porque no vivo en Oviedo y no pago el IBI allí. Tampoco tengo bienes inmuebles.

-Otros apuntan que sale desnudo porque es como se va a quedar el Ayuntamiento de Oviedo tras la factura de Villa Magdalena.

-(Carcajadas) Sí, igual es Oviedo el que se queda desnudo tras pagar esa factura, porque hay una deuda impresionante. Igual hay que hacer un mercadillo o algo para recaudar.

-¿Cómo surge este vídeo tan loco?

-No me parece tan loco, la verdad. Estar desnudo tocando es lo normal.

-Hombre, lo normal...

-(Risas). Si vas a una cascada como esa, la de Guanga, en plena naturaleza, no voy a estar en bañador, con lo feos que son los bañadores.

-Y con su cuerpo, claro.

-Todos los cuerpos son bonitos.

-Ejem.

-(Risas) A mí me gustan todos los cuerpos, de verdad.

-¿Fue libre para elegir?

-Claro. Sin libertad, igual no hubiera participado. De todas formas, el equipo municipal de Oviedo ya sabía lo que yo suelo hacer. Estar en un paraje tan bonito, lo natural era estar desnudo. Y no se me ve nada.

-¿Fue complicada la grabación?

-No, hicimos un par de tomas y ya.

-¿Sin molestias?

-(Risas) Se clavaba un poco la rama... Para estar un rato, sí, pero para más... Queda el culo cuadrao.

-¿Si fuera usted Rodriga Cuevas hubiera podido hacer ese vídeo?

-Creo que no. Habría sido más difícil que Marisa Valle Roso saliera desnuda con el suyo. Hay más controversia con el cuerpo de la mujer, debido a la utilización histórica que se ha hecho de él. Pero creo que está claro cuando un desnudo es sexista, porque se hace un uso comercial, o cuando es artístico.

-¿Con más desnudos masculinos sería todo más natural?

-Posiblemente. Creo que la gente que se escandaliza solo tiene que ir más a los museos, leer un poco más...

-Leer algo, incluso.

-(Risas) ¡Por favor! La cultura yankee se nos impone y más con las redes sociales: un pezón masculino puede salir; uno femenino, no. Me parece ridículo que pase en España, que ha sido un país ejemplar.

-¿Ejemplar?

-Sí, en nuestro cine de los 80 y 90 había desnudos masculinos y femeninos. Eran naturales. Hoy no hay ni uno, pero tenemos más acceso al porno que nunca en la historia. Vemos esos cuerpos de mentira, pero los reales los censuramos.

-Canta usted: 'Ayer dijísteme que hoy; hoy dícesme que mañana... ¿Mensaje subliminal para políticos?

-(Risas) Escogí esa canción porque habla de sentimientos. Muchas veces, el folclore asturiano es más una descripción paisajística... Nos pasa mucho a los asturianos: hablamos mucho de lo que pasa fuera, pero no de lo que nos pasa dentro.

-¿Le tiene rabia a Fonsi por superar a su 'Ritmo de Verdiciu'?

-No, ninguna (risas).

-¿Tiene versión del 'Despacito'?

-La verdad es que no se me ocurrió. A mí me parece muy bien. Entiendo que si te machacan con la canción acabes harto. Pero como no escucho la radio fórmula ni salgo por bares 'mainstream' tampoco la escuché tantas veces (risas).

-¿Esperaba el boom de la suya?

-No, para nada, para nada.

-¿Tuvo que recurrir a una escenografía excéntrica para dar salida a su calidad musical?

-No es que haya recurrido a ella, es que para mí es algo natural. Desde pequeño me gustaba lo excéntrico.

-¿Tocaba el piano en madreñes?

-(Risas) Nooo. Mi primera actuación fue a los ocho años, en un concierto de piano de la Escuela Municipal de Oviedo. Íbamos con traje.

-¿Y su primera actuación sin traje?

-No puedo recordar. Ha sido todo un tránsito. En Barcelona tenía un grupo, hacíamos cosas más histriónicas. Luego tuve un dúo con mi amiga Julia Castillo, argentina... Tocamos un montón por la calle.

-¿Les dejaban?

-Sí (risas). Cuando vivíamos en Barcelona nos perseguían mucho. Teníamos que escapar de la policía como carteristas. En Gijón tocábamos mucho en el Muro y luego hacíamos terrazas por Cimavilla...

-¿Cómo ve esa persecución a la música en directo?

-Ridículo. A los políticos se les debería caer la cara de vergüenza. Además, no se quieren ni mojar. Se votó en el Parlamento hablar de ello y renunciaron incluso al debate.

-¿No se promociona la cultura?

-Exacto. ¿De dónde se creen que salimos los artistas? ¿Se creen que nos paren en un escenario de 11 por 7? (Risas) ¿De dónde salió Sabina? Si eliminas la música en directo en los bares eliminas a los artistas.

-Cuidado, usted va a actuar al aire libre. En el Botánico, en la Fidma.

-La verdad es que Gijón siempre me acoge maravillosamente. Es donde hago los conciertos más grandes. En la Fidma, el día 14, va a ser una cosa más pequeña. Voy a cantar y a hablar del Ayuntamiento de Oviedo.

-¿Va a hablar bien?

-(Risas) Claro, si no no me pagan.

-Con tanto éxito, ya tendrá algo que colgar en los gabitos de esa panera de Verdiciu...

-¿Perres? (risas)

-Ropa no creo.

-Lo invierto todo en la empresa (risas).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos