«El reflejo de la mejor Asturias»

Ana Pastor firma en el libro de honor de la Feria Internacional de Muestras. Tras ella, Félix Baragaño, Íñigo de la Serna, David Argüelles, Isaac Pola, Javier Fernández y Pedro López Ferrer, en animada charla.
Ana Pastor firma en el libro de honor de la Feria Internacional de Muestras. Tras ella, Félix Baragaño, Íñigo de la Serna, David Argüelles, Isaac Pola, Javier Fernández y Pedro López Ferrer, en animada charla. / DANIEL MORA

Ana Pastor anima a «remar todos en la misma dirección» y tiene palabras de recuerdo para Elías García

MARCO MENÉNDEZ

Ana Pastor presidió la inauguración de la Feria Internacional de Muestras de Asturias en su calidad de presidenta del Congreso de los Diputados y destacó del certamen su capacidad de «haber convertido a Gijón en lugar de intercambio y promoción de conocimiento, y como escaparate de lo que es Asturias». Pastor recordó a figuras importantes de la historia de la Feria, como Luis Adaro Ruiz-Falcó, Pedro García Rendueles, Claudio Fernández Junquera o Guillermo Quirós, pero tuvo una palabras especialmente cariñosas para Elías García, director de Coordinación y Relaciones Externas de la Cámara, fallecido repentinamente el 26 de junio: «Conocí a Elías el año pasado, recorriendo los pasillos para tenerlo todo controlado. Por eso, nuestro recuerdo».

El discurso de Ana Pastor estuvo dirigido a reconocer el éxito no solo de la Fidma, sino también de los empresarios y la sociedad asturiana. Aseguró que «la Feria es internacional porque es la historia de un éxito colectivo de todo el empresariado de Gijón y de Asturias». Es más, resaltó la presencia en el extranjero de más de 2.000 empresas del Principado, con «unas exportaciones el año pasado por 3.500 millones de euros y un superávit comercial de 358 millones».

En opinión de la presidenta del Congreso de los Diputados, «esta Feria tienen que ser el reflejo de la mejor Asturias. Una referencia de cómo va Asturias y una oportunidad para ver de cerca el tejido empresarial asturiano y español». Por eso, Pastor recordó que el año pasado se decía que era la Feria de la recuperación económica y abogó por que la de esta edición sea «la de la consolidación».

Bolsillos transparentes

Como es habitual en sus discursos, la presidenta del Congreso quiso poner en valor a aquellos políticos «con sentido de Estado» que pongan en marcha buenas políticas públicas, desde la atención a las personas mayores hasta el desarrollo de guarderías, pasando por mejorar la educación o la sanidad. «Los políticos deben tener bolsillos transparentes, deben ser sólidos, honrados y honorables y actutar con ejemplaridad para que la gente crea en ellos», subrayó. «Tenemos que fijarnos en lo positivo y remar en la misma dirección», apostilló.

Pastor reconoció que «la Feria muestra lo mejor de la economía de Asturias», pero resaltó que «es muy importante que siga contando con el respaldo de todas las instituciones».

Quiso terminar su discurso con unos versos del poeta Ángel González en los que narraba su visión de Asturias. En ese momento fue cuando su alocución se vio súbitamente interrumpida por el desmayo de una de las azafatas del Palacio de Congresos. La propia Ana Pastor, al verlo, dijo: «A lo mejor necesita un médico. ¿Hay alguno aquí?». Y lo hizo con la rapidez que le da su experiencia como doctora.

En el final de su discurso no se quiso olvidar de la situación que atraviesa Venezuela actualmente.

Fotos

Vídeos