La Fiscalía pide seis años para el dueño de Igrafo

Víctor Manuel Muñiz, de camino a la Audiencia. /Alex Piña
Víctor Manuel Muñiz, de camino a la Audiencia. / Alex Piña

Víctor Manuel Muñiz ya fue condenado a seis años y medio de prisión y a una multa de 1,5 millones de euros por su implicación en el caso Renedo

EFE

El dueño de Igrafo, Víctor Manuel Muñiz, será juzgado por cinco delitos de fraude contra la Hacienda Pública por los que la Fiscalía solicita seis años y tres meses de prisión.

La Audiencia Provincial de Oviedo, el pasado 1 de septiembre, condenó a Muñiz a seis años y medio de prisión por los delitos de falsedad en documento oficial en concurso medial con malversación de caudales públicos y de cohecho y una multa de 1,5 millones de euros por su implicación en el caso Renedo.

La vista oral que se celebrará el próximo día 11 había sido señalada en el mes de mayo aunque, ya iniciada, fue finalmente suspendida (y anulada) al considerarse necesaria la incorporación de una prueba al procedimiento, tal y como consideró la Fiscalía del Principado de Asturias.

Muñiz se sentará en el banquillo de los acusados junto a su socio y también administrador de la empresa Igrafo (Comercial Asturiana de Papelería), para quien el fiscal pide la misma pena de cárcel.

A los dos acusados se les imputan tres delitos de fraude por los Impuestos de Sociedad de los ejercicio 2006, 2007 y 2008 y otros dos referidos al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de los ejercicios 2007 y 2008.

La Fiscalía pide para los dos acusados multas de 1,28 millones de euros por la cuota defraudada, de los que más de un millón corresponden al impuesto de sociedades y de 259.321 al del IVA.

Además, solicita que en concepto de responsabilidad civil los dos acusados, de forma conjunta y solidaria entre sí abonen a la Hacienda Pública 1,28 millones de euros más la cuantía de los intereses demora.

El Ministerio Fiscal sostiene que ambos acusados, administradores y socios fundadores de Ifrago, presentaron en la declaración sobre Impuesto de Sociedades unos datos para intentar eludir el pago de los impuestos debidos.

Les acusa de una doble contabilidad que afectan a la variación de la existencias y a las ventas al contado y, por otro lado, incluían en la contabilidad como deducibles gastos siendo improcedentes su deducción.

El Ministerio Fiscal también pide que se modifiquen los datos presentados por los acusados en la tasa del IVA respecto al Impuesto de Sociedades.

El juicio está previsto que comience el próximo lunes, a partir de las 10:00 horas, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

Fotos

Vídeos