Sin flores en el velatorio ni bombones en el cumpleaños

Sin flores en el velatorio ni bombones en el cumpleaños

El ERA recorta los detalles con sus residentes en aplicación de la nueva ley de contratos del sector público

L. MAYORDOMO GIJÓN.

Hasta hace unos meses, los ancianos que vivían en una residencia del ERA (Establecimientos Residenciales para Ancianos) recibían cuatro bombones como detalle por el día de su cumpleaños. Y cuando fallecían, el organismo regional enviaba un ramo de flores al tanatorio. Eran gestos que agradecían los ancianos y sus familias y que dejaron de producirse a principios de este año. Esa interrupción, sin previo aviso, motivó que un miembro de la Asociación de Familiares de Residentes del ERA trasladara su preocupación al grupo parlamentario de Izquierda Unida, que en febrero preguntó a la consejera de Servicios y Derechos Sociales «qué razones de índole política o presupuestaria han llevado a suprimir estos detalles que humanizan la atención a nuestros mayores».

La respuesta les llegó hace unos días, negando que la supresión del obsequio de los cuatro bombones y el ramo de flores responda a razones presupuestarias «y mucho menos políticas». La justificación que da la titular del departamento, Pilar Varela, es que «obedece a motivos de estricta índole legal». En concreto, a la aplicación de la actual ley de Contratos del Sector Público, que entró en vigor en noviembre de 2017. En ese nuevo marco legal, las administraciones públicas están mucho más limitadas a la hora de contratar suministros, servicios y obras. Los requisitos para la adjudicación son ahora mucho más estrictos, con el objetivo, entre otros, de evitar el fraccionamiento de contratos.

En su respuesta a la diputada de IU Marta Pulgar, la Consejería de Servicios y Derechos Sociales señala no obstante que, en las residencias públicas, los ancianos siguen teniendo una celebración con motivo de su cumpleaños. Se trata de una fiesta colectiva -de carácter mensual o trimestal, en función del número de usuarios del centro- para conmemorar el aniversario de los residentes que cumplan años en ese periodo. Éstos podrán invitar a dos personas a una merienda especial que aparece «expresamente» recogida en los contratos de servicios de alimentación, comedor y cafetería de los centros adscritos al ERA.

Regalo en Navidad

La consejería señala también que el ERA tomó en 2016 una iniciativa «pionera»: entregar un regalo a sus residentes coincidiendo con las fiestas navideñas. «La fecha elegida no resulta intrascendente, dado que trata de promover el disfrute de una fiesta tradicional, significativa para nuestors mayores que, en cocasiones, pueden sentir acrecentada una sesación de soledad frente a la falta de familiares con quien celebrarla».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos