La flota asturiana pide ayudas europeas ante la pérdida de cuota de merluza

Reunión de pescadores celebrada ayer en un restaurante de Cudillero. / E. C.
Reunión de pescadores celebrada ayer en un restaurante de Cudillero. / E. C.

EL COMERCIO

Los armadores con puerto base en Asturias afectados por el plan de recuperación de la merluza del sur y cigala aseguran que para 2018 han perdido una cuota de pesca del 13%, porcentaje que podría incrementarse para el próximo año de seguir así con las restricciones de capturas. La pérdida de cuota en los últimos tres años asciende a un 60%. Una situación calificada de «límite» por el representante de los volanteros, Ángel Lanza, después de la reunión de la flota asturiana de arrastre celebrada ayer en Cudillero para analizar la problemática del sector.

Los armadores asturianos afectados (palangreros y volanteros) aportan unos 32 barcos con una tripulación media de entre 5 y 8 tripulantes que para 2018 han perdido un 13% de cuota, «que se eleva al 60% desde 2014», indicó Lanza.

Explicó que como Asturias se encuentra por debajo del rendimiento máximo sostenible para que la merluza siga reproduciéndose está perdiendo cuota año tras año. Sin embargo, su principal denuncia es lo «incomprensible» de que el Principado no solicite las ayudas europeas que establece el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) para cubrir paros biológicos en el periodo 2017-2020. «Los fondos están destinados a la flota para cuando pasan estas cosas», apuntó, para añadir que han solicitado un encuentro con la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, para exponerle que en la próxima reunión sectorial en Madrid solicite al ministerio que active estas ayudas para la flota asturiana.

Andalucía y País Vasco ya están disfrutando de estas subvenciones. Los pescadores no descartan emprender medidas de presión si no se atienden sus peticiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos