Fomento abrirá un expediente a la concesionaria de la AP-6, colapsada por las nevadas

Vehículos atascados anteanoche en la AP-6. / EFE
Vehículos atascados anteanoche en la AP-6. / EFE

El director general de Tráfico culpa a los conductores porque «muchos vehículos iban sin cadenas»

M. M. C. / AGENCIAS GIJÓN.

A la empresa Iberpistas, concesionaria de la autopista AP-6, donde durante casi 20 horas quedaron atrapados por la nieve más de 3.000 vehículos, le será abierto un expediente informativo. Así lo aseguró ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que calificó de «dramática» la situación vivida por miles de personas. Además, aseguró que comparecerá «sin ningún problema» en el Congreso de los Diputados para informar de lo ocurrido «con absoluta transparencia».

El ministro apuntó, no obstante, que «la empresa es la que debe tener los medios de limpieza de la autopista en caso de nevadas», aunque recordó que la Guardia Civil movilizó cerca de 40 efectivos y la Unidad Militar de Emergencias (UME) otros 250 y casi un centenar de vehículos.

No obstante, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, responsabilizó de lo ocurrido a los propios conductores afectados, de los que dijo que «no se han enterado -del aviso de nevadas- o han tomado decisiones inapropiadas». Es más, aseguró que «muchos vehículos iban sin cadenas», a pesar de que todos los paneles de información en carreteras avisaban desde el viernes del temporal, por lo que «se conocía con antelación y perfectamente la nevada que iba a caer». A su juicio, los medios disponibles para actuar en este caso han sido «más que suficientes» para resolver la situación.

Más información

Las máquinas quitanieves

La concesionaria se defendió de las acusaciones, pues aseguró que el pasado viernes puso en marcha el Plan Operativo de Viabilidad Invernal bajo la coordinación Directa del Ministerio de Fomento y la Dirección General de Tráfico. Iberpistas asegura haber contado durante este episodio con 170 personas y 50 máquinas, de las que 31 eran quitanieves. El hecho de que la nevada coincidiera con la operación retorno de Reyes y su correspondiente incremento del tráfico, así como que muchos de los vehículos no contaban con el equipamiento necesario, provocó que varios se detuvieran en la calzada e imposibilitaran el trabajo de las quitanieves y bloquearan la autopista.

Los partidos de la oposición no han perdido el tiempo para pedir explicaciones. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, calificó de «caos» la situación y dijo que tanto Fomento como la DGT «tendrán que dar explicaciones por la absoluta falta de previsión». Lo mismo indicó Miguel Gutiérrez, secretario general de Ciudadanos, que apuntó que «no se entiende que no se cerraran los accesos a la AP-6 si no se ponían los medios necesarios para evitar el caos».

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, también pidió explicaciones y añadió que «la falta de previsión es un clásico cada invierno. Muchos vivas al Rey y mucha bandera, pero la corrupción y la incompetencia son la realidad del Gobierno». Además, tanto Iglesias como Íñigo Errejón, secretario de Análisis Estratégico y Cambio Climático de la formación, alabaron la actuación de los equipos de emergencia y que «se han visto muchas imágenes de solidaridad y autoorganización de la gente frente a la chapuza de un Gobierno que primero privatiza y después sólo sabe buscar excusas». Aunque la AP-6 fue reabierta al tráfico hacia las tres de la tarde, la reactivación de las nevadas obligó a volver a cerrar la circulación a las ocho y media de la noche. El tráfico se reanudaba de nuevo cerca ya de las once de la noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos