Fomento autoriza seis nuevas gasolineras en las autovías

Estación de servicio en la A-8 a la altura de Colunga, abierta desde el año 2006.
Estación de servicio en la A-8 a la altura de Colunga, abierta desde el año 2006. / E.C.

Está a punto de adjudicar dos en El Franco y tramita los permisos de otras dosen Sariego y Llanes. Por contrato deberán ofrecer menú, zona infantil y wifi

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Asturias tiene menos gasolineras de las que le corresponden. Al menos si se aplica a rajatabla la orden del Ministerio de Fomento que desde 1994 regula sus emplazamientos. El texto señala que entre las estaciones de servicio debe mediar un mínimo de veinte kilómetros y, como mucho, entre cuarenta y sesenta. La extensión de la red viaria, con la conclusión de la autovía del Cantábrico (A-8) obligaba sobre el papel a buscar nuevos emplazamientos, una necesidad que a la postre no ha sido tan acuciante. Primero porque los coches reducen cada vez más su consumo de combustible, lo que permite circular distancias más largas. Además, en varios concejos la nueva calzada pasa lo suficientemente cerca de las gasolineras abiertas en la carretera Nacional, lo que auxilia al conductor. Las quejas por falta de surtidores son escasas, y como mucho localizadas en el Occidente.

Con todo, el ministerio se prepara para aproximar la realidad a sus propias instrucciones técnicas. Por ese motivo tramita la apertura de seis nuevas estaciones en tres emplazamientos. El proyecto más maduro es el que situará dos gasolineras a ambos lados de la A-8 en La Caridad (El Franco). La administración ofreció a los inversores ejecutarlas por su cuenta y luego recuperar el dinero explotando la instalación. Calcula que levantar ambas áreas, a la altura del punto kilométrico 490, requiere un desembolso de 2,6 millones. El concurso fue convocado en enero, cuenta con aspirantes postulados, y está pendiente de resolverse.

El área se proyectó en una zona donde el uso de la Nacional permite acceder a nueve gasolineras entre Luarca y Ribadeo, si bien en el proyecto el ministerio estima que no son aprovechables para los usuarios de la autovía. Dado el volumen de la inversión, los ingenieros de Fomento han ajustado en lo posible los números. Calcularon por ejemplo que cada vehículo en Asturias tiene un consumo anual de 1.180 litros, lo que obliga a repostar casi 24 veces al año. Con esos números, consideran que el 3,24% de quienes circulan por ese tramo de la autovía acabarán parando.

De confirmarse, eso aportará una facturación en la estación de 7,7 millones al año, al precio actual de la gasolina y el diésel. Descontados los gastos de materias primas, personal y demás, anticipan 1,2 millones de ganancias, suficiente para hacer frente al canon que reclamará Fomento, que pretende cobrarse 26.700 euros anuales.

Las de La Caridad no serán las únicas instalaciones. En el concejo de Llanes, Fomento tramita los permisos ambientales para levantar otras dos gasolineras, una para cada sentido de la circulación de la A-8. En el mismo punto se encuentra el expediente para dotar de surtidores también a la autovía Oviedo-Villaviciosa (A-64) a su paso por Sariego. Al ministerio le constan antecedentes en la cuestión. En 2003 ya trató de licitar la construcción de ambos pares de áreas de servicio, sin éxito. El concurso para el municipio de Sariego quedó desierto, mientras el llanisco hubo de ser anulado.

Cuatro décadas de negocio

Las concesiones se ofrecen por 40 años, y llevan la obligación de tener restaurante-cafetería abierto al menos de siete de la mañana a once de la noche y teléfonos fijos. Como particularidad, el pliego impone que deben despacharse menús del día y suministrar conexión a internet wifi de acceso libre y gratuito.

Los interesados se comprometen además a reservar un espacio como zona de descanso y juegos infantil, con su césped y mobiliario tipo jardín, una instalación habitual en las áreas de servicio de Francia o Portugal, pero escasa en España. La administración ha querido que la posibilidad de disponer de un punto de suministro de energía eléctrica para vehículos que se mueven con esta energía sea opcional para el inversor.

Precisamente las empresas que desarrollan el vehículo eléctrico se duelen de la limitación que encuentran por falta de puntos de conexión. Hoy quien se haga en Asturias con uno de estos utilitarios considerados ecológicos y sin emisiones tienen el problema de que no pueden utilizarlo para hacer viajes de largo recorrido, precisamente por falta de lugares para abastecerse.

Fotos

Vídeos