Fomento afirma que su intención es acordar con los partidos el futuro del peaje del Huerna

Fomento afirma que su intención es acordar con los partidos el futuro del peaje del Huerna
Íñigo de la Serna, en las obras del Desfiladero de la Hermida. / L. PALOMEQUE

«Cuando terminen las concesiones de las autopistas no las vamos a prorrogar», indica el ministerio que dirige Íñigo de la Serna

L. RAMOS / A. COLLADO / D. FERNÁNDEZ PANES / GIJÓN.

A la espera de abordar de una forma más extensa y profunda el futuro de las autopistas cuya concesión finalizará este mismo año, o en los ejercicios venideros, el Gobierno central tiene dos cosas claras: no va a haber prórrogas y la decisión la tomarán entre todos los partidos políticos con representación en el Congreso. Estas fueron, al menos, las claves que trasladaron ayer a este diario por el ministerio que dirige Íñigo de la Serna, quien estuvo por la mañana visitando las obras que se están ejecutando en el Desfiladero de la Hermida, vial que Asturias comparte con la vecina comunidad de Cantabria.

Consultado sobre la postura del Ejecutivo de Mariano Rajoy acerca del frente común que pretende liderar el Gobierno del Principado para reclamar la supresión del peaje de la AP-66, en el ministerio indicaron que «cuando terminen las concesiones actuales no se va a prorrogar la concesión, sino que el Estado decidirá qué hacer» con todas las autopistas afectadas. Es, insistieron en Fomento, una postura que afecta por igual a todas las vías de este tipo, pues la reclamación que pretende encabezar el Gobierno regional no ha sido abordada aún en el seno del Ministerio de Fomento.

Algo en lo que sí hizo hincapié el ministro Íñigo de la Serna en numerosas ocasiones y que ayer volvieron a recalcar desde su departamento es el consenso al que se pretende llegar con este asunto. «La intención del Gobierno es llegar a un acuerdo con todos los partidos para tomar una decisión al respecto de todos los peajes», el del Huerna incluido. «Es decir, elegir entre todos qué hacer con las autopistas cuya concesión vence próximamente», dijeron. Y recalcaron que «no hay que confundir el caso de estos peajes con el de las autopistas que han quebrado y de las que se va a hacer cargo el Estado». Esto último, incidieron en el Ministerio de Fomento, no tiene nada que ver con aquellas vías cuyo funcionamiento sigue siendo normal y que, simplemente, van a ver finalizada la concesión de su gestión a una empresa privada.

Todo esto significa que el futuro, a corto plazo, del peaje del Huerna sigue en la incertidumbre ya que la concesión de su gestión a la empresa Aucalsa no finaliza hasta dentro de 32 años. No obstante, la decisión que se tome ahora respecto a las autopistas cuya concesión vence próximamente se aplicará más tarde a todas las que se vayan despidiendo de la gestión privada, según apuntaron ayer desde Fomento.

Un frente común

El peaje de la autopista del Huerna volvía al debate político el pasado viernes, cuando el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, anunciaba su intención de impulsar un frente político para lograr el máximo consenso posible con vistas a reclamar al Ejecutivo central su supresión. Ese día el PSOE registró en la Junta una proposición no de ley en este sentido. «No pedimos más que otras comunidades autónomas, pero tampoco menos», justificó ayer el portavoz del grupo parlamentario socialista, Marcelino Marcos. «Algunos nos han tildado de oportunistas, cuando esto es una oportunidad para reivindicar al Gobierno de la nación que haga desaparecer un peaje que perjudica tanto a los asturianos», añadió. De no hacerlo, dijo, el Principado estaría incumpliendo sus «funciones reivindicativas en todo aquello que pueda beneficiar a Asturias». Sí apostilló que cada uno «cuenta la historia según le viene». Palabras que pronunció tras recordar que el peaje se prorrogó hasta 2050 con Francisco Álvarez-Cascos como ministro de Fomento. En opinión de los socialistas ahora es el momento de que todos los partidos asturianos se unan para lograr la desaparición de este peaje, que supone 13,15 euros para vehículos ligeros.

Álvarez-Cascos le daba la réplica ayer mismo. El secretario general de Foro acusó a Lastra de «pillería política» y de estar en «precampaña electoral». Reconoció que bajo su mandato se prorrogó la concesión en el Huerna, «pero a cambio de la rebaja de los peajes, porque la ley no permite modificar las condiciones de una concesión si no se restablece el equilibro económico». E incidió, por otro lado, en pedir la eliminación del peaje de la AP-6 (la Autopista del Noroeste), que comunica Asturias con Madrid y vence en 2018.

También el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, del PP se pronunció ayer. Dijo desconocer la iniciativa del Principado, pero se comprometió a «no rehuir» su apoyo cuando le sea presentada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos