Fomento licitará este mes el tramo León-La Robla para relanzar la variante

Obras de la variante, a la altura de los túneles de los Pontones. / PARDO
Obras de la variante, a la altura de los túneles de los Pontones. / PARDO

Íñigo de la Serna incidió en que los trabajos pendientes hasta Pola de Lena saldrán a licitación el próximo mes de febrero

MARCO MENÉNDEZ AVILÉS.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se reafirmó ayer en los plazos que había dado a conocer para relanzar las obras de la variante de Pajares y aseguró que «se licitará el tramo León-La Robla este mes de enero y el La Robla-Pola de Lena en febrero». Así lo indicó tras la presentación la integración del ferrocarril en Avilés y lo hizo para garantizar que «respondemos a los compromisos y hay una manera de comprobar si los llevamos a cabo o no, porque vendremos con periodicidad a ver cómo van las actuaciones». Por ello, rechazó que los planteamientos que ha traído a Asturias supongan «un ejercicio de fe».

La previsión del ministro es que en los 20,2 kilómetros del tramo León-La Robla se instale vía doble con ancho mixto, tal y como se había concebido en un principio. Eso supondrá que se podrá incrementar la velocidad de los actuales 120 kilómetros por hora a 160, pero siempre dentro de unos márgenes de seguridad. Y es precisamente debido a que se colocarán traviesas polivalentes para dar cabida a los dos anchos de vía, es decir, el ibérico y el internacional o estándar, utilizado por los trenes de alta velocidad. El objetivo es que puedan circular por el mismo trazado trenes de viajeros y de transporte de mercancías.

La actuación llevará aparejada una zona de estacionamiento para trenes de 750 metros de longitud en la terminal de Santibáñez, con lo que se sustituirán los actuales desvíos y zonas de escape, al tiempo que se eliminarán cuatro pasos a nivel. De ese modo, se incrementará la capacidad de tránsito de convoyes de mercancías. El cerramiento perimetral de todo el trazado y la construcción de pasos de fauna, entre otros asuntos, completan la actuación.

Podrán circular trenes de hasta 750 metros de longitud, ideales para las mercancías

El proyecto está terminado desde el pasado mes de diciembre y el Ministerio de Fomento ha acelerado todos los trámites para licitar los trabajos este mismo mes, con un presupuesto de 40 millones de euros y un plazo de ejecución de doce meses. La intención de De la Serna es que la obra esté adjudicada en septiembre, con lo que los trabajos podrán comenzar a finales de este año y a últimos de 2019 puedan realizarse las primeras circulaciones en pruebas, para entrar en servicio a finales de 2020.

Pero en este tramo se prevé la inversión de otros 40 millones de euros en la mejora de instalaciones que se realizará de forma paralela.

Para febrero quedará la licitación del tramo La Robla-Pola de Lena, en el que se prevé invertir entre 80 y 100 millones de euros. La principal novedad es que, si bien ambos túneles contarán con vías de ancho internacional para la circulación de trenes de alta velocidad, el ubicado al Este tendrá un tercer hilo para que puedan circular los trenes de mercancías. La finalización de los trabajos está prevista para el verano de 2020.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos