Fomento prevé restablecer esta tarde la circulación en la A-8 en Cantabria

Labores de limpieza del argayo, que sepultó los tres carriles de la autovía. / JAVIER ROSENDO
Labores de limpieza del argayo, que sepultó los tres carriles de la autovía. / JAVIER ROSENDO

Ha empezado a construirse una escollera en el monte Corona para a lo largo de esta semana poder abrir el tercer carril de la autovía

LUCÍA ALCOLEA VALDÁLIGA.

El talud sobre el que el pasado sábado se deslizaron 80.000 toneladas de tierra y agua y que provocó un enorme argayo de unas 25.000 toneladas que cortó la autovía del Cantábrico a la altura de Caviedes, en sentido Torrelavega, va a ser contenido mediante una escollera. Una actuación que permitirá reabrir parte de la A-8 a lo largo de esta tarde, «siempre y cuando -matiza el Ministerio de Fomento- continúe el ritmo actual de los trabajos y las condiciones meteorológicas ayuden». En principio, no se prevén lluvias en esta zona.

Los operarios de la empresa Amaya Obras y Excavaciones, que llevan tres días retirando escombros de la carretera a la altura del kilómetro 254, comenzaron ayer a cubrir el talud con piedras de grandes dimensiones, trasladadas en camiones desde la cantera de Vargas. Con esta escollera, el encargado de los trabajos espera poder abrir el tercer carril izquierdo de la autovía esta semana «bajo condiciones de seguridad», aunque prefiere no dar una fecha concreta.

Aunque se temía que la lluvia retrasase los trabajos e incluso provocara nuevos deslizamientos, todo se ha desarrollado con normalidad y hasta ayer habían sido eliminadas «32.000 toneladas de escombros», concretó el propietario de la empresa. Aún así todavía queda mucho trabajo por hacer para despejar la carretera en su totalidad. De hecho, el encargado detallaba que los trabajos para restablecer por completo esta parte del monte Corona pueden alargarse cinco meses.

Tráfico ha desviado la circulación en sentido Torrelavega por la N-634 a la altura de la salida de Caviedes, desde donde la autovía está cortada nueve kilómetros hasta el enlace de Cabezón de la Sal, lo que provoca retenciones importantes en la carretera nacional. En dirección a Asturias, la A-8 está abierta y funciona con normalidad.

Fotos

Vídeos