PP, Foro y Ciudadanos piden la dimisión del síndico mayor por su política de personal

El TSJA prohíbe a la institución que en la renovación de 25 puestos otorgue el 30% de la valoración a la entrevista, tal y como pretendía

R. M. / AGENCIAS OVIEDO.

La Sindicatura de Cuentas no podrá aplicar la política de personal que quería. El organismo encargado de fiscalizar al resto del sector público asturiano aprobó el año pasado su Relación de Puestos de Trabajo (RPT). El documento fija las funciones de cada empleado y precisa cómo ofertará su contrato el día en que quede vacante. De los 39 puestos, hay 24 en los que la fórmula que se pretendía aplicar era un concurso específico en el que el 70% de la valoración de los futuros aspirantes se otorgaría a sus méritos y el porcentaje restante de la nota dependía de una entrevista y la memoria que presentaran. La solución matiza así el concurso de méritos puro y duro, sin incurrir en la libre designación (también conocida como nombramiento 'a dedo') donde no hay valoración de méritos.

La propia mesa de la Junta General mostró por unanimidad su disconformidad a la iniciativa recordando las normas y sentencias que recalcan que «el procedimiento normal de provisión de puestos de trabajo» es el concurso. El síndico mayor, Avelino Viejo, opuso que los empleos de auditor, técnico en auditoría, ayudante y letrado eran muy específicos y requerían otro trato. «Lo que hicimos es lo mismo que hacen el resto de organismos de control y el Tribunal de Cuentas», señalan desde la Sindicatura.

A raíz de un recurso interpuesto por el letrado Eduardo Rueda, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) determina que ese argumento «resulta demasiado inconcreto» y que el concurso ya permite seleccionar a los mejores. Por ello acaba de anular la RPT. La Sindicatura debe ahora renovar esa relación de puestos, asumiendo el criterio que le marcan los magistrados para las futuras convocatorias de empleo.

El reproche judicial motivó peticiones de dimisión desde PP, Foro y Ciudadanos. Avelino Viejo, el síndico mayor debe irse por sus «prácticas oscuras», dijo el popular Luis Venta. Es «la única salida proporcional», respaldó Cristina Coto, presidenta de Foro. El órgano «debe ser ejemplar y no tener sombras de ningún tipo», añadió Armando Fernández, de Ciudadanos.

Podemos no pidió su salida pero dijo que tiene «la mayoría de su plantilla sostenida con artimañas» e IU indicó que el fallo era «previsible». En las filas socialistas defendieron el valor de la institución y recordaron que todas las formaciones reciben sentencias de personal de este tipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos