Asturias, con temperaturas bajo cero, espera nieve a cien metros el martes

Nieve y hielo en Los Lagos de Covadonga. /Damián Arienza.
Nieve y hielo en Los Lagos de Covadonga. / Damián Arienza.

Degaña registró esta madrugada la temperatura mínima de la región, 4,9 grados bajo cero. La jornada de nieve y sol hizo que las estaciones de esquí asturianas se llenase de usuarios

M. VARELA / I. GÓMEZ

Lleno absoluto en las estaciones de esquí de Asturias. Miles de aficionados a los deportes de invierno han confiado en la previsión meteorológica y a primera hora de la mañana han salido a la carretera rumbo Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno. Había que llegar pronto, ya que el anuncio de sol y la cantidad de nieve acumulada en las pistas, que ofrecen un total de 36 kilómetros esquiables, hacía prever un aluvión de visitantes. Y así ha sido.

De hecho, muchos aficionados han tenido problemas para aparcar (en Pajares, algunos estacionaron dos kilómetros antes de la estación) y soportado largas esperas en las colas, pero la promesa de un «día espléndido», según la expresión del director de la estación, Javier Martínez, les ha hecho encarar estas dificultades con resignación e, incluso, dosis de humor.

Además, muchas familias, que se dirigían a las pistas con trineos, han tirado de ingenio y han aprovechado las pendientes en las inmediaciones del complejo para empezar a disfrutar de la nieve.

Las bajas temperaturas no son un inconveniente. Y hace frío. Esta madrugada, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en el puerto de Pajares se registraron 4,4 grados bajo cero. No obstante, la temperatura mínima en Asturias se alcanzó en Degaña, donde el mercurio ha caído hasta los -4,9 grados por el frente de frío polar siberiano que se dejará sentir durante todo el fin de semana en casi todo el país.

La AEMET prevé para mañana en el Principado predominio de cielo poco nuboso o despejado aumentando la nubosidad al final del día. Brumas matinales en el extremo interior occidental. Las temperaturas mínimas se mantendrán sin cambios ligeros y las máximas irán en aumento. También se esperan heladas débiles en el interior, más intensas en la Cordillera. Los vientos serán del este en el litoral y flojos de dirección variable predominando la componente sur en el interior.

En cuanto a las temperaturas en las principales ciudades de la región, Oviedo registrará una mínima de -1 grados y una máxima de 13; en Gijón se oscilará entre la mínima de 3 y la máxima de 13, y Avilés entre una mínima de -1 y una máxima de 13. En el mar, viento componente este 4, localmente 5 al oeste de Peñas, amainando de madrugada a 3 o 4. Marejada, ocasionalmente fuerte marejada en el oeste. Mar de fondo del noroeste de 1 a 2 m, aumentando de madrugada a 2 a 3 m.

Esta tónica de cielos despejados y temperaturas gélidas se prolongarán durante dos días más en el Principado. No obstante, la previsión meteorológica destaca que la próxima semana irrumpirá una masa de aire frío siberiana que y podría conseguir bajar las temperaturas máximas de forma notable. En principio, este descenso tan significativo tendrá lugar el martes, cuando se esperan precipitaciones en forma de nieve a una altitud de 200 o 100 metros.

Riesgo de aludes

Además de en las pistas de esquí, se prevé que turistas y amantes de la nieve disfruten de otros parajes montañosos cubiertos de blanco, como Los Lagos de Covadonga, y deben recordar que la Aemet mantiene el aviso de riesgo «notable» de aludes en Picos de Europa a partir de 1.500 metros. La alerta se mantendrá, al menos, hasta este domingo.

Ante estas condiciones, el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias advierte de que es especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña, así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos