Fuentes es la estación con más nieve de España, pero sin acceso desde Asturias

Grupo de aficionados en Fuentes de Invierno. /E.C.
Grupo de aficionados en Fuentes de Invierno. / E.C.

El cierre de San Isidro le priva de clientes en un puente clave. Los hosteleros piden ya ampliar la temporada para poder resarcirse

MARTA VARELA CUEVAS (ALLER).

¿Nieva menos en León que en Asturias? Esto se preguntaban ayer muchos usuarios de las estaciones de invernales de Fuentes de Invierno y San Isidro al comprobar que los accesos desde Asturias llevan ya cinco días cerrados, mientras por León se adecuan a diario y se puede acceder a ambas estaciones. Algo similar ocurre en el puerto casín de Tarna con accesos limpios desde León -incluso el puerto de Las Señales es transitable-, y por Asturias cerrados. Sólo se puede circular hasta el pueblo de Tarna gracias al esfuerzo de los trabajadores del concejo de Caso.

Pero no es cuestión de nieve, los trabajadores de las máquinas quitanieve -con años de experiencia- lo explican ayer: «Es la orografía. Nuestra vertiente en mucho más empinada y tendríamos que pasar al menos una vez al día para intentar que esté abierta». También resaltaron la necesidad de mantener limpia la carretera. «No se puede dejar árboles caídos mese atrás porque ahora se cubren de nieve y se arrastran», cuentan.

La solución no es sencilla. El esfuerzo y el gran esfuerzo realizado por los trabajadores encargados de intentar abrir los accesos es evidente. Los usuarios de Fuentes de Invierno explican que «se actuó demasiado tarde, lo que pedimos es prevención; no se puede dejar que se acumule tanta nieve». No pretenden que los trabajadores se pongan en peligro ahora para intentar abrir. «Alguno nos comentó que pasaron miedo en la zona de Río Frío, donde la nieve se mide por metros y los aludes son demasiado habituales», cuentan.

Los habituales de la zona explicaron que Río Frío «es la zona más peligrosa de siempre; se hicieron unas viseras insuficientes y nunca más se actuó en la zona. Nosotros trabajando todo el día ahora mismo no podríamos con tanta nieve y además en los próximos días habrá aludes que hacen la zona muy peligrosa». En definitiva, lo que piden los clientes es cuidar la carretera «todo el año; hay mucha piedra y no puede estar suelta».

Con las esperanzas de apertura de accesos perdidas para este fin de semana, uno de los de mayor afluencia por el puente de Carnaval, muchos son los que hablan de «demasiadas perdidas». Hosteleros, tiendas de alquiler de material de nieve, profesores de escuelas de esquí son algunos de los damnificados. «Es incalculable lo que dejamos de ganar en este puente, desde la estación se ha trabajado duro a diario para recibir clientes y no pueden subir desde Asturias», lamentan los hosteleros. Se da la paradoja de que Fuentes de Invierno, según los datos oficiales de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y de Montaña, es la estación española que presenta un mayor espesor de nieve cuatro metros. Pero solo los que entran por León pueden disfrutar de ellos. Si se puede disfrutar desde Asturias del segundo enclave con mayor espesor, Valgrande Pajares con 3,25 metros según estos datos.

La misma queja se repetía en la estación leonesa de San Isidro, donde se reconoce que «una gran parte de los clientes son de Asturias pero tenemos muchas cancelaciones para el puente», explicaban ayer los hosteleros. Donde las pérdidas no parecen tan cuantiosas es el Aller; allí los hosteleros han optado por guiar a sus clientes hacia la estación asturiana de Valgrande Pajares, donde los accesos están limpios.

Profesores parados

Con la carretera cerrada las escuelas de esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno se han visto obligadas a suspender los cursillos de Carnaval por falta de usuarios. Son muchos los profesores que están parados por falta de clientes «Es nuestro trabajo, tendremos que terminar por ir a otras estaciones con más seguridad que estas», lamentan algunos. Además están en peligro las Semanas Blancas; el pasado viernes los alumnos del Colegio Beata Imelda-Santo Tomás de La Felguera, que disfrutaban de su Semana Santa, tuvieron que volver a sus casas desde León. Otros centros ya han mostrado su preocupación por acudir a la estación.

Con un puente festivo, dado casi por perdido por la estación allerana, ya son muchos los que esperan por la Semana Santa, fecha fijada inicialmente por el Principado como cierre de la temporada. «Al menos tenemos la nieve asegurada para unos cuanto meses, así que esperemos que no nos cierren la estación en Semana Santa y podamos recuperarnos de las pérdidas que estamos sufriendo esta semana», comentaba un hostelero con su local a medio gas por falta de clientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos