'Furaco' está de nuevo en Cabárceno

'Furaco', ayer, de nuevo en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. / DANIEL PEDRIZA

La Fundación Oso justifica el retorno del plantígrado en que su presencia en la región «carece de finalidad»Tras nueve años en Asturias, fue devuelto a Cantabria al no cumplir su objetivo

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La presencia de 'Furaco' en el cercado osero de Santo Adriano ya es historia. Después de nueve años compartiendo recinto con 'Paca' y 'Tola', ayer fue devuelto a las instalaciones del Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria), para lo que fue necesario habilitar un complejo dispositivo, según informa la Fundación Oso Asturias. El plantígrado no pudo finalmente cumplir el objetivo por el que había sido trasladado a la región: «Participar en un proyecto de reproducción y cría en cautividad junto a 'Paca' y 'Tola'».

El proyecto no es que no alcanzara el objetivo perseguido, sino que además tuvo consecuencias negativas, como la rotura de algunos huesos de 'Tola' en 2012, fracturas de las que tuvo que ser intervenida. La osa sí quedó preñada, pero el embarazo se malogró en enero de 2013. Tras esos fracasos, la presencia de 'Furaco' en Santo Adriano «carece ahora de finalidad, dado que los objetivos de la Fundación Oso Asturias giran en torno a la recuperación de ejemplares de oso pardo cantábrico», colaborar en su posterior reinserción en la naturaleza en el caso de que sea posible, fomentar la educación y prácticas ambientales entre los más jóvenes y preservar el hábitat en el que viven estos animales. Pero tampoco hay que olvidar el trabajo de la Fundación Oso Asturias por favorecer la convivencia de los osos con los vecinos y los modos de explotación agrícola y ganadera.

El traslado del macho a Cantabria fue coordinado por la fundación, en colaboración con la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales y el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Se pusieron en práctica todas las medidas necesarias para el viaje, tanto desde el punto de vista de la seguridad como del bienestar físico y psíquico del animal. El traslado culminó a mediodía, con la llegada de 'Furaco' a las instalaciones cántabras. A principios de abril de 2008, los responsables de Cabárceno eligieron a 'Furaco', un oso que entonces tenía doce años y pesaba 302 kilos, para el proyecto de inseminación de 'Paca' y 'Tola'. El macho llegó a Asturias el 21 de abril y hasta el propio presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, aseguraba entonces que «no nos va a dejar mal» y se mostraba convencido de que criaría con las osas asturianas. Y es que venía con el aval de que este ejemplar había dejado 18 hijos en el parque de Cabárceno.

Lo cierto es que si no fue positiva la presencia de 'Furaco' desde el punto de vista de la reproducción, sí lo fue como reclamo turístico, pues se dispararon las visitas al cercado de Santo Adriano y reafirmó a Asturias como tierra osera por excelencia en España.

Fotos

Vídeos