La gaita logra el grado superior

Eduación cumple una vieja promesa y completará la formación reglada de este instrumento

La banda de gaitas Noega, durante una actuación en Gijón. / CITOULA
La banda de gaitas Noega, durante una actuación en Gijón. / CITOULA
José Luis González
JOSÉ LUIS GONZÁLEZGijón

La gaita pasa al grado superior. La consejería de Educación y Cultura ultima un decreto que modifica las enseñanzas musicales regladas en Asturias por el que este instrumento contará con un itinerario formativo de grado superior en la especialidad de interpretación. Con esta decisión, el Gobierno regional cumple la vieja promesa de completar la formación reglada de la gaita, equiparándola con la de otros instrumentos como el piano, la guitarra o los de viento y percusión. «Es algo de justicia para los pioneros y la multitud de estudiantes que hay en Asturias y también fuera de la región», afirmó el director del Conservatorio Superior de Oviedo, Fernando Agüería.

El decreto está en periodo de información pública, paso previo a su aprobación definitiva. Los planes que en él se expresan pasan por iniciar estos estudios el próximo curso en el Conservatorio de Oviedo, el único de la región en el que se imparte formación superior. Entre las previsiones de la consejería está comenzar con un profesor de la especialidad de gaita a media jornada, lo que permitiría la matrícula de cuatro alumnos. Una previsión que se elevará para el curso 2019-2020 con la contratación de un profesor a jornada completa.

El objetivo del Gobierno regional es poder dar «continuidad» a los estudiantes de gaita que hayan superado las etapas anteriores con un ciclo superior en el que caben además «otros instrumentos de la música tradicional y popular de Asturias», según se recoge en el borrador del decreto.

Está previsto que los estudios comiencen el próximo curso en el Conservatorio de Oviedo

La noticia fue acogida con tranquilidad entre la comunidad de gaiteros profesionales de Asturias. José Manuel Tejedor, que también enseña a tocar este instrumento, explicó que la decisión responde al «recorrido normal de los estudios de gaita. Hace unos años que se implantó el grado profesional y es normal que los alumnos puedan llegar al grado superior».

Flavio Rodríguez Benito, que además de gaitero también ejerce como profesor de este instrumento, señaló que la decisión es «una cuestión natural. El Gobierno se había comprometido cuando metieron la gaita en el conservatorio. Es una forma de abrir la puerta a la gaita para que tenga un futuro mejor, buscar canales para que se siga tocando en 2100».

Quien no lo tiene tan claro es Vicente Prado, 'El Pravianu'. El veterano gaitero y profesor cree que es un proyecto «fenomenal si lo hacen bien. El grado medio anda en pañales, sin profesores ni plan de estudio fijos. Creo que habría que amarrarlo bien».

Quien también se alegra de la decisión, aunque pone algún matiz, es José Ángel Hevia. El gaitero, recién llegado a España para dar un concierto en Sevilla, señala que se trata de una noticia «muy buena, pero podía haber llegado 15 o 20 años antes. En Asturias hay profesionales de la gaita desde hace décadas y creo que los estudios deben estar regulados para dar respuesta a esa realidad».

También incluye matices el profesor superior de Música y Etnomusicología, gaitero y multinstrumentista Héctor Braga, quien se alegra de la decisión pero espera que los titulados que salgan del conservatorio tengan unos conocimientos que vayan más allá de la gaita. «Todo lo que sea mejorar la formación en instrumentos tradicionales es bienvenido. Esta especialidad debería impartirla un experto en música de tradición oral y etnomusicología», reclama. Su plantemiento pasa por conseguir que los alumnos conozcan no solo el instrumento sino todo aquello que lo rodea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos