El 0,5% de los ganaderos afectados por el lobo cobraron el 21,4% de las ayudas

El 0,5% de los ganaderos afectados por el lobo cobraron el 21,4% de las ayudas
Un ejemplar de lobo. / E. C.

El consejero Fernando Lastra indica que «son situaciones atípicas que deben ser analizadas», pues una sola explotación registró 1.199 daños

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El Principado de Asturias ha podido constatar que en los últimos 20 años se han disparado los daños ocasionados por el lobo a la cabaña ganadera. Un estudio elaborado por el Centro de Cooperación y Desarrollo Territorial (CeCodet) de la Universidad de Oviedo refleja que si en 1997 hubo 1.169 denuncias con 1.472 animales afectados, en 2016 se disparó hasta las 2.854 denuncias y 3.750 cabezas dañadas. Además, el lobo ha colonizado gran parte de Asturias. En 1997 estaba presente en el 33% de la región y en 2016 ya ocupaba el 56%, llegando a ámbitos costeros y entornos altamente humanizados.

Pero lo que más llama la atención es que la mayoría de los daños se concentran en muy pocas explotaciones. Solo 20 de las 3.966 explotaciones que denunciaron daños (un 0,5%) acumulan 1.479.956,28 euros, el 21,4% del importe pagado entre 2010 y 2016, cuando el montante total fue de 6,93 millones de euros. El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, tildó de «llamativo» ese dato y apuntó que «una sola explotación registró 1.199 animales afectados, lo que indica alguna anomalía. Son situaciones atípicas que han de ser analizadas como subyacente a una mala práctica». Pero es que, por ejemplo, hay un propietario que desde 2014 hasta 2016 vendió once cabezas de ganado equino (principalmente asturcón), pero cobró 277 por daños del lobo, u otro que en ese mismo periodo vendió 19 cabezas de ovino y caprino pero tuvo otras 249 cobradas por daños del lobo.

Todos estos datos fueron analizaron ayer por los responsables de la consejería con los representantes de los sindicatos agrarios José Ramón Alba (UCA), Mercedes Cruzado (COAG) y Ángeles González (Asaja). Se les presentó también el borrador para la elaboración de un reglamento de daños que tiene como objetivo «proponer las medidas y recoger las definiciones que abarquen el conjunto de las casuísticas» que se pueden dar en los daños que produzcan los lobos, según explicó Lastra. Es decir, cada caso será analizado de forma individualizada y dentro de las características de cada uno, para evitar casos como los detectados ahora en los que un único propietario cobró en los últimos siete años más de 185.000 euros, pero también hubo casos de 145.000, 121.000, 103.000 y 102.000. Y así un largo etcétera. El estudio del CeCodet indica que requieren una atención especial aquellos casos en los que se han cobrado 40 o más ejemplares de ganado mayor y cien o más de ganado menor, pues son consideradas explotaciones atípicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos