«Hay gente que ya no va en tren a trabajar por las supresiones y el precio»

Los representantes de SOS Tren y colectivos afines. / ALEX PIÑA
Los representantes de SOS Tren y colectivos afines. / ALEX PIÑA

El colectivo SOS Tren se une este sábado a una protesta nacional para defender más inversión al ferrocarril y billetes baratos para los parados

R. MUÑIZ OVIEDO.

La idea era dar una rueda de prensa ante la estación de Oviedo de la calle Uría, explicar que existe una coordinadora estatal 'en defensa del ferrocarril público y social' que ha decidido que ésta sea la 'semana de lucha en defensa del tren público'. Pablo García, portavoz del colectivo SOS Tren, se afanó a ello, recordó que en Asturias la cosa culminará con una concentración este sábado ante la estación de Gijón, a las 12, y leyó un comunicado que reclama «frenar la privatización de Renfe y Adif, internalizar los servicios externalizados, recuperar las líneas cerradas, abrir otras nuevas y fortalecer las existentes». Tras la letra escrita, junto a un enorme andamio puesto por Adif para arreglar desperfectos de la terminal, empezaron a aflorar las experiencias.

«Yo uso la línea Gijón-Cudillero, y me encontré con la supresión de un tren, sin aviso; ese servicio lleva trabajadores a Arcelor, que tienen que entrar a turno, y no les vale esperar una hora al siguiente, que es la alternativa que nos dieron», contó García.

«Hay familias y trabajadores que con estos nuevos contratos, han decidido ir a pie desde los pueblos a su trabajo, por las supresiones y el precio del billete», amplió Nati Menéndez. Dijo que «la tendencia es suprimir apeaderos, lo que deja más aislada a la gente mayor», la estación de Uría le parece «un laberinto», y recordó que el miércoles, usando la aplicación móvil de Renfe para ver qué tren coger, le daba los horarios de Sama, «una parada que ahora no existe».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos