Gijón, Siero, Mieres y Langreo piden a Educación que asuma la gestión del ciclo de 0 a 3 años

Por la izquierda, Ángel García (Siero), Carmen Moriyón (Gijón), Aníbal Vázquez (Mieres) y Jesús Sánchez (Langreo), en la reunión. / J. M. PARDO

Denuncian que pagan «más de la mitad del servicio cuando es una competencia regional» y reclaman al Principado que financie todo su coste

A. FUENTE / E. RODRÍGUEZ MIERES.

Alcaldes de cuatro de los principales municipios de la región alzaron ayer la voz contra la asunción de una competencia que, subrayan, no les es propia: la gestión de las escuelas infantiles de 0 a 3 años. Fueron los regidores de Gijón, Carmen Moriyón (Foro); el socialista Ángel García, de Siero; Jesús Sánchez, de Langreo, y Aníbal Vázquez, de Mieres, estos dos últimos de IU. «Es una competencia netamente regional y queremos que siga siendo así», empezó diciendo el primer edil mierense. Denuncian que es el Principado quien decide, de manera unilateral, el montante que les va a asignar y, en consecuencia, se ven obligados a sufragar una parte importante de la prestación que, en muchos casos, supone más de la mitad. Por eso, exigen a la Consejería de Educación que asuma todo el coste y que, en un plazo medio de tiempo, las escuelas se integren en el sistema educativo regional «con todo lo que ello conlleva».

Los cuatro regidores comparecieron de forma conjunta ayer al mediodía en el Consistorio mierense. «Esta reunión no es espontánea. Llevamos meses hablando de ello. Estamos aquí políticos de diferentes colores políticos, pero que compartimos un problema común», afirmó la gijonesa Carmen Moriyón. Fue ella quien puso sobre la mesa los ejemplos más claros de lo que ocurre con este servicio. Sacando una gran cantidad de papeles, indicó que la ciudad cuenta con un total de doce centros con más de 820 alumnos. «Esto tiene un coste de 4,8 millones de euros por curso, y el convenio que tenemos con el Principado establece que esta administración paga 2,1 millones. El resto sale del Ayuntamiento, más de 56%», se quejaba, cuando se trata de una competencia autonómica. «Esta es una situación insostenible», apostilló.

En el resto de concejos, la parte de financiación local es similar, más de la mitad. Pero la aprobación de este tipo de convenios, explicaba el regidor langreano, conlleva otro tipo de riesgos. En este caso, para los propios cargos públicos. «Es que si yo quiero aprobar este documento, tengo que levantar un reparo de la secretaría municipal, que entiende que no puedo destinar dinero de las arcas locales para sufragar un servicio regional. ¿Pero qué hago? ¿Dejo sin servicio a los vecinos? Y es un asunto grave porque se trata de un menoscabo de recursos municipales, porque es el Principado el que tendría que hacerse cargo de la totalidad». Criticó los convenios que pone sobre la mesa al Consejería de Educación «porque luego no se cumplen. Al final desconocemos lo que vamos a tener que pagar».

«La integración no está recogida en el programa de gobierno del PSOE», responde el consejero

Por su parte, Ángel García recordó que «no son solo los problemas de las escuelas de 0 a 3; también están los costes de los comedores o del mantenimiento de los centros. Representamos a la administración más cercana al ciudadano, y si hay un problema llaman a nuestra puerta».

Por la tarde, el titular de Educación, Genaro Alonso, se refería a la propuesta de los alcaldes y señalaba, en declaraciones a la TPA, que «la integración del ciclo de 0 a 3 en la consejería no está contemplado en el programa de gobierno del PSOE ni en el acuerdo de investidura de IU. Es más -añadió-, la propia ley orgánica tampoco lo prevé como tal». Sí avanzó que su departamento está ultimando un estudio interno sobre el modelo de gestión de este ciclo y la intención es consensuarlo con la Federación Asturiana de Concejos (FACC), la Junta y las organizaciones sindicales. Fuentes de la FACC señalaron que, hace un mes, solicitaron una reunión a la consejería. Esperan que los 38 ayuntamientos sean convocados a un encuentro la primera quincena de septiembre para escuchar las alternativas y valorar las propuestas.

Fotos

Vídeos