El Gobierno central solo aporta dos de cada cien euros del gasto social

Pilar Varela con el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez.
Pilar Varela con el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez. / E. C.

Asturias destinará 51,4 millones, de los que 23,4 corren a cargo de los ayuntamientos, e incluirá una partida para las ayudas energéticas

CHELO TUYA GIJÓN.

Solo dos de cada cien euros. Eso es lo que aporta el Gobierno central al gasto de los servicios sociales básicos. Es decir, a los que cubren las ayudas de emergencia, la atención más directa de los ayuntamientos y ayudas como las que palían la pobreza energética o necesidades como la ayuda a domicilio. En el año en el que el Principado aportará más dinero que en los anteriores, 2,4 millones más, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad solo saldrán 1,2 millones de los 51,4 que cuesta el plan concertado. El que financia los servicios sociales básicos.

Del resto, 23,4 millones serán financiados por los propios ayuntamientos, mientras el que Gobierno regional hará frente al 52% del coste. Es decir, a 26 millones de euros. Así lo aseguró ayer la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, quien insistió en el interés de la Administración asturiana de que este plan «garantice que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades para acceder a ellos, independientemente en el que vivan».

Lo dice porque, en la actualidad, si bien la cartera de servicios sociales es homogénea en toda la región, no lo es su coste. En algunos ayuntamientos atenciones como, por ejemplo, la de ayuda a domicilio implica un copago, mientras que en otros resulta gratuito. El plan concertado no aporta la misma cantidad de dinero a cada ayuntamiento. Los porcentajes oscilan entre el 43%, para los de mayor población, y el 78% para los municipios con menos de 5.000 habitantes.

En esta ocasión, como ya ocurrió en los presupuestos de 2016, el plan concertado incluye una partida de 1,4 millones destinada a las ayudas por la pobreza energética.

Es una cantidad que sale, exclusivamente, de las arcas regionales, y que el año pasado benefició a 9.258 personas a través de las 4.108 ayudas concedidas. El Gobierno del Principado ha optado por incluirlas en el plan concertado para agilizar la gestión por parte de las entidades locales, que son las que otorgan las subvenciones de acuerdo con las necesidades que detectan entre las familias.

Varela apuntó ayer que este año los beneficiados serán más porque los ayuntamientos se han comprometido a aportar 40.000 euros.

A las ayudas contra la pobreza energética, el plan concertado sumará este año otra novedad, que es incluir la financiación para los programas encaminados a favorecer que las personas mayores que viven en la zona rural puedan continuar con su vida independiente en sus domicilios.

Rompiendo Distancias

El programa Rompiendo Distancias y los centros rurales de apoyo diurno tendrá una inyección económica. Se ampliará el programa en Grado y Yernes y Tameza, con lo que serán ya 37 los municipios en los que está en funcionamiento, y se pondrá en marcha un servicio de comida a domicilio para mayores en Piloña. Se incentivarán los centros sociales de Santo Adriano y en Bimenes, que cubren varios municipios del entorno.

También aumentarán las cuantías para programas de incorporación social en Castrillón, Corvera, Oviedo, Siero, Lena y Langreo. Y se prevé inaugurar los centros rurales de apoyo diurno de Venta de las Ranas, en Villaviciosa, y Villanueva de Oscos, además de la apertura a tiempo completo del de Muros de Nalón.

Fotos

Vídeos