El Gordo de Navidad busca dueño en pleno verano

Los turistas son los principales compradores de lotería en julio y agosto

SARAY MARTÍNEZ

La gran incertidumbre de la suerte es que nunca sabes dónde ni en qué momento llega. Faltan más de cinco meses para que los niños de San Ildefonso entonen los cantos de la lotería, y sobre todo, del tan ansiado Gordo, que puede que este último ya tenga dueño. Esto se debe a que el 15% de la Lotería de Navidad se vende entre los meses de julio, agosto y septiembre. No es casualidad que este año la primera campaña haga un guiño a los turistas extranjeros que recalan en lugares de veraneo.

Esto es lo que pasa en Asturias. Los loteros ven como estos tres meses aumentan las ventas de los boletos. Una costumbre, que gana adeptos entre los ciudadanos, que aprovechan sus días de descanso para adquirir los décimos. Borja Álvarez es propietario de la Administración Número 15 de Gijón, ubicada a escasos metros de la playa y asegura que «cuando se acerca el sorteo vendemos mucha lotería, pero sin duda en verano hay un montón trabajo. Son muchos los que llegan en bañador y chanclas para hacerse con un boleto», bromea Álvarez. Entre la clientela más común de este lotero se encuentran los madrileños. «Vienen a Asturias en busca de nuestras costas y nuestro clima, pero algunos aprovechan también para comprar sus primeros décimos navideños. Nunca sabes dónde va a caer este año», explica Borja, desde el mostrador de su administración. Ejemplo de ello es la madrileña Carmen Román, después de una semana de disfrute en la región es momento de regresar a casa, no sin antes incluir en la maleta décimos comprados en Asturias para toda la familia. «No hemos querido irnos sin comprar lotería. Espero que el Principado nos traiga suerte».

En los escaparates de las administraciones de lotería y también de muchos establecimientos de la región no falta el cartel de ‘Hay Lotería de Navidad’. «Cuando lo leen la gente ya se pone nerviosa. No lo piensan dos veces y compran por si hay suerte. Han sido muchos los clientes que se han hecho con su primer décimo navideño en mi administración».

Este año, Loterías y Apuestas del Estado engrosa el bote para el Sorteo de Navidad con setenta millones de euros más, lo que suponen cinco millones más de décimos que el año pasado. Un aliciente extra para no abandonar la esperanza de que este año puede que sea el que nos reporte la suerte definitiva.

Fotos

Vídeos