La gripe bajó de forma significativa pero aún causó cuatro muertes la semana pasada

La gripe bajó de forma significativa pero aún causó cuatro muertes la semana pasada

L. M. GIJÓN.

La incidencia de la gripe en Asturias descendió la semana pasada de forma significativa, al pasar de una tasa de 627 casos por cada cien mil habitantes a 266. Es la segunda vez, desde el inicio de la onda epidémica estacional, en que se produce una caída en el número de afectados. Aún así, del 8 al 14 de enero, se registraron 66 casos graves (el 20% de los ingresos) y se produjeron otras cuatro nuevas muertes, con lo que el número de fallecidos por la gripe en el Principado se eleva ya a quince. Todos los casos graves se deben a virus gripales B, que tienen un claro predominio esta temporada epidémica.

La actual situación supone un nivel bajo de intensidad de la gripe, aunque, por novena semana consecutiva, todavía se supera el umbral epidémico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos