El 'guaje' del pijama de rayas tendrá una calle en Oviedo

García Riestra, acompañado por Genaro Alonso y Robero Sánchez Ramos, recibió una ovación a su llegada al Museo Arqueológico. / ÁLEX PIÑA
García Riestra, acompañado por Genaro Alonso y Robero Sánchez Ramos, recibió una ovación a su llegada al Museo Arqueológico. / ÁLEX PIÑA

Oviedo dedicará una calle al último superviviente español del campo nazi de Buchenwald | Vicente García Riestra compartió con alumnos de Gijón su paso por el campo de concentración y fue ovacionado en la presentación de su libro en Oviedo

P. A. MARÍN ESTRADA GIJÓN.

«Hay que luchar por mantener las libertades siempre. Cuando se atacan se ponen en peligro nuestros derechos y los de todos los demás», ese fue uno de los mensajes dejó caer ayer Vicente García Riestra (Pola de Siero, 1925), el último superviviente español del campo de concentración de Buchenwald, en su encuentro con alumnos de los institutos Montevil y Feijoo de Gijón. Relatar a los más jóvenes su historia y la de quienes compartieron con él el horror de los campos de exterminio nazis es la batalla que este 'polesu', antiguo miembro de la Resistencia francesa, libra desde hace años por las escuelas de su país de adopción para que «esto nunca vuelva a suceder». Ayer lo hacía por primera vez en un centro escolar de España, ante chavales que tenían la misma edad que él cuando salió rumbo al exilio en 1937.

La separación de su familia y el asesinato de su padre y de su hermano, el paso por la frontera con la pierna ametrallada, la colaboración con el maquis y su detención por la Gestapo; las torturas recibidas, su deportación a Buchenwald y los 15 meses interminables que pasó en un lugar «donde la muerte estaba esperándote todos los días y el único pensamiento era llegar a mañana». Son episodios que compartió con los alumnos gijoneses. Todos ellos aparecen relatados en '42. 553. Después de Buchewald' (Trabe), un ensayo de Xuan Santori que se presentaba por la tarde en Oviedo con su protagonista, de 93 años, en la mesa y en el que el escritor asturiano reúne documentos originales que ratifican su relato.

Santori, que también participó en el encuentro con los escolares, dio pie a uno de los momentos más emocionantes de la charla, cuando les preguntó si habían leído 'El niño del pijama de rayas'. Un montón de brazos se alzaron para responder afirmativamente. Entonces invitó a Vicente a que mostrara el pantalón de su propio 'pijama de rayas' en Buchenwald. En él, cosidos los únicos signos de su identidad: el número 42.553 y el triángulo rojo con una 's', de 'Rot Spanier' (rojo español). Ambos explicaron a los alumnos el significado de las escarpelas de distintos colores que identificaban a los prisioneros y marcaban su suerte: amarillo para los judíos, rosa para los homosexuales, rojo para los políticos y azul para los apátridas. Este último fue el que llevaron los españoles internados en Mathaussen, despojados de su nacionalidad por el gobierno de Franco.

Vicente y sus compatriotas en Buchenwald -entre ellos el escritor Jorge Semprún- llevaban su 's' en un triángulo rojo por su condición de resistentes. Para ellos ideó Himmler la operación Meersschaum (espuma de mar): hacerlos desaparecer sin dejar huella. Entre los documentos hallados por Santori aparece una ficha de Vicente con esa anotación en lugar visible. Ese era el destino que le esperaba al 'guaje' asturiano del pijama de rayas. «Cada día pensábamos que no nos salvaríamos y, a la vez, queríamos salvarnos», explicaba . Esa voluntad les llevó a organizarse y luchar en los días previos a la liberación, cuando eran evacuados hacia la muerte miles de sus compañeros. Se narra en este libro que su autor define como «una reflexión sobre la supervivencia y una enseñanza de vida». Por la tarde, García Riestra se emocionó ante el impresionante recibimiento con gaitas en el Museo Arqueológico, con más gente de pie que en los asientos del salón y prolongadas ovaciones en su camino hacia el estrado. Después se anunció que Oviedo daría su nombre a una calle. Era de ley.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos