El 'héroe' de la playa de Cueva aparece en Madrid

El joven se enteró de que lo buscaban y contactó a través de Messenger con la hija del hombre al que salvó el pasado domingo

C. R.

El ‘héroe’ de la playa de Cueva (Cudillero) ha aparecido en Madrid. El joven contactó ayer con la hija del hombre al que salvó el pasado domingo, Marta Castro, que había lanzado un mensaje en la red social Facebook que ha sido compartido por más de 1.500 personas de toda España. Como se recordará, Marta y su padre Aurelio estaban pescando pulpo en los pedreros de este arenal cuando el hombre, de 72 años, sufrió una indisposición y cayó boca abajo en el agua. Su hija se lanzó a por él, pero necesitó la ayuda de este chico que «lo sostuvo flotando en el agua y practicando el boca a boca» hasta que llegaron los socorristas desde la vecina playa de Aguilar (Muros de Nalón).

En aquellos angustiosos momentos, que exigieron la intervención del helicóptero para trasladar a su progenitor hasta el hospital, Marta Castro, que también resultó magullada, centró su atención en lo más urgente: en el estado de salud de su padre y en la actuación de los servicios de emergencia. Pero una vez fuera de peligro y recuperada la consciencia de lo que pasó, reconstruyó una escena con varios salvadores pero dos especiales: este joven y una chica que lo acompañaba que también la ayudó a ella cuando se tiró a por su padre y «ya no podía más».

Dos días después de haber lanzado el mensaje para encontrar a «este héroe anónimo», Marta ha podido darle hoy las gracias. Él le escribió a través de Messenger (mensajería directa de la red social) y después han podido conversar telefónicamente. Así supo que él se había llevado el pulpo pescado por su padre y le pudo ofrecer, en agradecimiento por su ayuda, la casa de fin de semana que su familia tiene en Muros de Nalón. «Precisamente mi padre se preguntaba en el hospital qué habría sido del pulpo, que ojalá se lo hubiera comido los socorristas», comenta divertida Marta.

No obstante, no ceja en su intención de agradecerle el gesto personalmente y, si puede ser, con un abrazo. Algo que, si no ocurre antes, podría tener lugar a principios de septiembre cuando ella tiene pensado viajar a Madrid.

El joven, al parecer, es bastante tímido y humilde y ha evitado realizar declaraciones públicas.

Aurelio Castro, vecino de Avilés, aunque natural de Muros de Nalón, sigue ingresado en el Hospital Universitario Central de Asturias tras haber ingresado en su Unidad de Cuidados Intensivos el domingo. Se encuentra bien, solo pendiente de algunas pruebas médicas que expliquen los mitovos del síncope que provocó su desfallecimiento en la playa. Esta misma semana podría recibir el alta.

Fotos

Vídeos