La historia clínica electrónica acorta los tiempos de atención al paciente en el HUCA

El gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia, explica a Emil Peters, presidente de Cerner en Europa, el funcionamiento del HUCA ante el consejero de Sanidad, Francisco del Busto. / ALEX PIÑA

El programa informático Millennium permitió detectar en tres meses la duplicidad de 361 pruebas diagnósticas en una de las áreas del hospital

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

«Estamos al máximo nivel en cuanto a tecnologías de la información». El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, alabó ayer el funcionamiento del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) que, apenas diez meses después de empezar a funcionar en las nuevas instalaciones de La Cadellada, se convertía en un hospital sin papeles. Ahora, todos los procesos se gestionan a través del programa informático Millennium, implantado por la compañía Cerner. Su herramienta más visible, la historia clínica electrónica -a la que cualquier profesional del sistema sanitario puede acceder «en el mismo lugar o a distancia», detalló el consejero- ha logrado «un impacto positivo en todas las áreas» del hospital.

Según la consejería, ha permitido, por ejemplo, «un ahorro medio de 23,7 minutos por paciente» en Urgencias después de haber perfeccionado más de veinte protocolos de intervención clínica. O que en las consultas de anestesia se haya acortado un 30% el tiempo de acceso y revisión de la información. También evitar la duplicidad de primeras consultas y pruebas diagnósticas que no aportan beneficios al paciente. Un ejemplo: en una sola área del HUCA, en los tres últimos meses, se detectaron 361 pruebas que se habían solicitado como primeras cuando ya existían o, en realidad, se trataba de revisiones.

Según la Consejería de Sanidad, la digitalización de los procesos ha redundado también en una mayor seguridad. En concreto, en el control de la medicación. O en la implantación del código sepsis, que alerta de la necesidad de explorar una serie de valores clínicos para descartar una infección generalizada en pacientes con una temperatura corporal por encima de 38,3 grados o por debajo de 35,5. De media, en 73 minutos la persona afectada recibe la primera dosis de antibiótico. Eso influye en «un mejor pronóstico» y ha permitido reducir la estancia hospitalaria en seis días.

«La implantación aquí ha sido un éxito global», afirma el presidente de Cerner en Europa

Del Busto y el presidente de Cerner en Europa, Australia y Latinoamérica, Emil Peters, afianzaron ayer el trabajo conjunto en este sentido. En una reunión y posterior visita a las instalaciones del HUCA, acordaron seguir colaborando en la implantación de las más modernas tecnologías de la información y las comunicaciones aplicadas a la salud, con la intención de convertir al Principado en «referente internacional». En buena medida, ya lo es. Es lo que ayer aseguró Peters al destacar que la implantación del Millennium en el HUCA «ha sido un éxito global para Cerner. Lo que se ha hecho aquí ha sido muy importante».

Fotos

Vídeos