El HUCA amplía su unidad de ictus

El HUCA amplía su unidad de ictus

Los accidentes cardiovasculares son la principal causa de muerte en Asturias

EFEOviedo

La unidad del ictus del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) se ampliará próximamente de seis a ocho camas para incrementar la atención específica a pacientes que hayan sufrido un accidente cardiovascular, que es la principal causa de muerte en Asturias.

El Principado actualmente cuenta con dos unidades de ictus con una capacidad de 12 camas monitorizadas atendidas por una enfermera y una auxiliar de enfermería en cada turno, seis en el Hospital Universitario de Cabueñes, en Gijón y otras seis en el HUCA, para atender a una población de poco más de un millón de habitantes, lo que constituye una de las mejores ratios del país.

Más información

Al año, estas dos unidades, que ahora se verán reforzadas con esas dos plazas más, atienden cada año a más de 1.100 pacientes, según los datos que ha dado a conocer hoy la Consejería de Salud con motivo de la celebración del día mundial de la enfermedad, que provoca anualmente unos 3.500 ingresos y 400 urgencias en la red sanitaria pública.

El accidente cerebrovascular es la principal causa de muerte en Asturias, con un total de 942 fallecidos en 2015. Anualmente se registran en los hospitales de la red pública entre 3.300 y 3.500 ingresos por enfermedad cerebrovascular, que globalmente constituye en Asturias la primera causa de muerte, con un total de 942 fallecidos en 2015 (7% del total). Estas cifras reflejan una tasa de 89,6 decesos por cada cien mil habitantes, muy por encima de la media española, que en el mismo año se situó en 63,5.

El ictus tiene un gran impacto en el ámbito sanitario y el social y es el principal motivo de muerte entre las mujeres (8,4%) y el tercero entre los hombres (5,5%) en el Principado. Además, supone la principal causa de invalidez o incapacidad a largo plazo en los adultos y la segunda de demencia, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El ictus, que provoca un trastorno brusco de la circulación que altera la función de una determinada región del cerebro, es en España la segunda causa de muerte y afecta a entre 120.000 y 130.000 personas, de las que unas 80.000 fallecen o padecen una discapacidad.

Fotos

Vídeos