El importe medio de las becas en los grados se redujo 600 euros desde 2012

Un grupo de alumnos, en la Escuela Politécnica de Ingeniería. / UCHA
Un grupo de alumnos, en la Escuela Politécnica de Ingeniería. / UCHA

8.059 alumnos solicitaron la ayuda del Ministerio de Educación para este curso, pero solo el 61% la consiguió

LAURA MAYORDOMO OVIEDO.

De una cantidad cercana a los 2.000 euros se ha pasado a no más de 1.400. El importe medio de las becas que el Ministerio de Educación concede a los alumnos de grado de la Universidad de Oviedo ha menguado de forma considerable desde el curso 2012-2013 a la actualidad. Ese descenso coincide con el endurecimiento de los requisitos para acceder y mantener las ayudas convocadas por el Gobierno central, unas nuevas condiciones que comenzaron a aplicarse precisamente en ese curso 2012-2013.

En la actualidad, el Gobierno requiere a los universitarios que se matriculen en primer curso tener una nota de acceso a la Universidad superior al 5,5 para optar a la beca de matrícula y un 6,5 como mínimo para hacerlo al resto de partes de las cuantías variables. Para los matriculados en segundo y posteriores cursos, los requisitos varían teniendo en cuenta la nota media y el número de créditos aprobados el año anterior.

A la cuantía fija de la beca -cantidad que está ligada a la renta del estudiante y a su lugar de residencia durante el curso- se suma otra variable, distinta para cada caso, que se fija según la nota media del expediente del estudiante y de su renta per cápita. Su importe mínimo es de 60 euros.

Analizando los datos globales de importes de becas concedidos a alumnos de la Universidad de Oviedo en los últimos años se aprecia que las cifras variables casi duplican a las cantidades fijas que se conceden como ayudas. También que ambas partidas apenas han variado desde que el ministerio endureció los criterios de adjudicación de ayudas.

En estos momentos estudian becados 4.916 alumnos de grado, el 27% de los 18.201 con que cuenta este curso la Universidad de Oviedo. Al 39% de los que la solicitaron (fueron 8.059 en total) les fue denegada.

Hay también otro condicionante añadido. El ministerio puede ahora revocar las becas y solicitar al alumno el reintegro de las cantidades percibidas cuando tenga constancia del incumplimiento de los requisitos por los que fue concedida la ayuda. Por ejemplo, por no haber superado el 50% de los créditos matriculados (el 40% para las ramas de Ciencias y Enseñanzas Técnicas). Entre el curso 2012-2013 y el 2016-2017, en toda España, se abrieron expedientes de devolución de becas a 53.977 alumnos universitarios, que devolvieron algo más de 75 millones de euros.

La intención del ministro Íñigo Méndez de Vigo es aumentar este año el presupuesto para becas en 50 millones «para que nadie en España deje de estudiar por falta de recursos económicos», según manifestó él mismo. Para ello será imprescindible primero la aprobación de los presupuestos generales del Estado.

Lo que, al margen del importe medio de la beca, también ha bajado sustancialmente en estos últimos cinco años es la cantidad que la Universidad de Oviedo percibe del Gobierno central como compensación por las tasas que no cobra, al estar exento del pago de matrícula un determinado número de alumnos. En el curso 2013-2014 la institución académica asturiana ingresó 5,1 millones de euros por este concepto mientras que este curso recibirá poco más de 4,5 millones.

Adelantar los pagos

El titular de Educación también dijo estar considerando «un posible adelanto de las fechas de publicación de las convocatorias anuales y de los plazos que se contemplan». Eso es al menos lo que respondió al defensor del pueblo después de que éste, en su último informe, pidiera replantear el sistema de becas para «mitigar las consecuencias que sobre el efectivo ingreso de las becas ha tenido el nuevo modelo», el que se aplica desde el curso 2012-13 y que fue defendido por el exministro José Ignacio Wert.

Hasta entonces, el sistema de becas se limitaba a la concesión de una cuantía única y la mayoría de los beneficiarios recibía su beca antes de enero. El sistema actual, en cambio, origina que los estudiantes reciban las cuantías fijas en febrero o marzo y la primera parte de la variable en abril. El defensor del pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, reconoce que han sido «frecuentes» las quejas de los estudiantes que reciben las cuantías concedidas una vez que ya habían tenido que hacer frente a buena parte de los gastos que con ellas habrían de afrontarse. Eso «resta eficiencia al sistema y merma su carácter compensador», criticó el defensor, que cree que se debe «adelantar sustancialmente el plazo de presentación de solicitudes, cuyo inicio está fijado actualmente el 1 de agosto de cada año, fijando su comienzo a partir del 30 de junio, fecha en la que concluye el plazo para presentar la declaración del IRPF».

Fernández Marugán también resalta en la Memoria 2017 cuestiones como la necesidad de que los alumnos con problemas de aprendizaje y TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) se beneficien de las ayudas al alumnado con necesidad específica de apoyo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos