El incendio de un coche en un túnel del Huerna corta el tráfico y provoca grandes atascos

Las dotaciones de bomberos, en el interior del tubo del Pando, en la calzada de sentido a León. / SEPA
Las dotaciones de bomberos, en el interior del tubo del Pando, en la calzada de sentido a León. / SEPA

Los dos ocupantes pudieron salir a tiempo. El del Pando es uno de los 27 pasos subterráneos del ministerio que incumplen la norma de seguridad

RAMÓN MUÑIZ OVIEDO.

La red viaria estatal tiene un problema. En Asturias el 73% de sus pasos subterráneos incumple el real decreto que desde 2006 marca «los requisitos mínimos de seguridad en los túneles de carretera del Estado». La relación de las infraestructuras que once años después siguen sin adaptarse a ese «mínimo» incluye al túnel del Pando, en la autopista del Huerna (AP-66), donde ayer un incidente recordó la importancia del asunto.

Ocurrió a las 12.42 horas. Un vehículo que circulaba en sentido León empezó a sufrir una avería tras catorce kilómetros de ascenso, cuando ya se encontraba en el interior del túnel, de unos 1.300 metros de longitud. El turismo era diesel; su motor se recalentó hasta el punto de empezar a incendiarse. Los dos ocupantes del coche tuvieron tiempo de abandonarlo antes de que las llamas empezaran a consumirlo. De inmediato avisaron al 112. Otros conductores que circulaban por la vía hicieron lo propio, comentando que los dos ocupantes estaban dentro del túnel y que se encontraban bien.

El protocolo en estos casos incluye el cierre completo del tráfico en ambos sentidos por seguridad. En el lado asturiano, los operarios se apostaron antes del viaducto de Campomanes y detuvieron a todos los conductores, formando una caravana considerable. Su longitud, en contra de lo habitual, no pudo ser dimensionada por la Guardia Civil dado que tenía todos los efectivos concentrados en el operativo.

El 73% de los tubos de titularidad estatal deben ser reformados antes de que acabe 2019

Un incendio dentro de un túnel eleva la temperatura y genera una humareda que impide la visibilidad. Es la situación que los operarios de Aucalsa describieron también a los servicios del 112, que movilizaron una dotación de bomberos con base en el parque de Mieres y otra desde el parque de La Morgal. Ante la posibilidad de que la incidencia fuera a más, también se envió al vehículo de apoyo logístico para grandes emergencias y al propio jefe de la zona centro.

El peligro puso en alerta a la Guardia Civil y a los servicios sanitarios del SAMU. Unos 41 minutos después del accidente los bomberos dieron por controlada la situación, las llamas estaban en trance de quedar sofocadas y la ventilación expulsaba la humareda por la boca norte. El fuego quedó extinguido totalmente a las 13.23 horas. El utilitario quedó inservible. Según informó Aucalsa, la infraestructura se abrió en ambos sentidos a las 13.30 horas, lo que dejó en 48 minutos el corte del tráfico.

El primer túnel del Pando data de 1983 y su gemelo, de 1991. Su diseño cumplía todos los requerimientos técnicos de la época. Una serie de incendios en grandes túneles europeos, con resultados catastróficos en cuanto a pérdidas humanas, motivaron la aprobación en 2004 de una directiva que establecía nuevos mínimos de seguridad para los principales pasos subterráneos.

El real decreto que asume esos principios los endureció y concede hasta finales de 2019 como plazo máximo para amoldar todos los túneles a estos estándares. En Asturias arreglar los 27 túneles estatales fuera de la norma y los tres leoneses de la AP-66 requiere una inversión conjunta de 99,3 millones.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos