Infraestructuras potenciará las medidas medioambientales en 2018

Fernando Lastra y Benigno Fernández Fano, durante la comparecencia en la Junta General. / PABLO LORENZANA
Fernando Lastra y Benigno Fernández Fano, durante la comparecencia en la Junta General. / PABLO LORENZANA

El consejero Fernando Lastra presentó unos presupuestos con una inversión que aumenta el 3,26% con respecto al ejercicio actual

MARCO MENÉNDEZ OVIEDO.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, presentó ayer, en la Junta General del Principado, el proyecto de presupuestos de su departamento para el año que viene. Y lo hizo rodeado de sus más directos colaboradores, para que no quedara sin respuesta ninguna de las preguntas formuladas por los grupos parlamentarios.

Durante su exposición, el consejero resaltó los objetivos políticos en materias como carreteras, transportes y urbanismo, pero hizo especial hincapié en la potenciación que tendrán las cuestiones medioambientales, desde los planes de residuos y de calidad del aire hasta la biodiversidad, pasando por el cambio climático, la huella de carbono o el ciclo del agua, entre otros.

En cuanto a los números, el presupuesto de la consejería asciende a 195.676.852 euros, a los que hay que añadir otros 65,9 millones correspondientes a la Junta de Saneamiento. Lastra indicó que la inversión crece un 3,26% con respecto al ejercicio en curso, situándose en 58,3 millones de euros. Las principales inversiones son las de carreteras, que se llevarán 45,1 millones, mientras que las obras en los puertos autonómicos contarán con otros tres millones, las mejoras en abastecimiento y saneamiento dispondrán de más de 17 millones y los pagos para daños de la fauna salvaje, 1,8 millones de euros.

El Plan de Residuos es uno de los principales objetivos para 2018, aunque se llevará a cabo con fondos de Cogersa. Lastra indicó que «destaca el importante esfuerzo inversor para ampliar los puntos limpios, así como la modernización de la planta de tratamiento de envases ligeros, la construcción de la planta de compostaje de lodos y el comienzo de la de clasificación de basura bruta». Pero en materia medioambiental, el consejero también apuntó que «habrá un seguimiento de las actividades económicas sujetas a autorización ambiental y se trabajará para la mejora de la calidad del aire para que se cumplan los valores límite de emisión y su progresiva disminución».

Emisiones contaminantes

La calidad del aire es uno de los asuntos que contará con los mayores esfuerzos de la consejería y en ese contexto el consejero celebró la inversión anunciada por Arcelor, que reducirá sus emisiones. «Cuando una empresa decide dar un paso en la dirección correcta y poner las mejores técnicas disponibles hay que ponerlo en valor. Es una inversión hacia el público de Asturias y reduce las emisiones de una manera enormemente importante. Este es un gran paso en términos ambientales». Además, el control ambiental contará con más personal, ya que se prevé la contratación de tres personas para inspección y otra como apoyo jurídico.

Pero un aspecto importante es aclarar si las estaciones medidoras de la calidad del aire están ubicadas en el lugar adecuado en la región. Para ello, el Instituto Carlos III realizará un estudio al respecto durante el año que viene.

También las especies invasoras como el plumero de la Pampa y el avispón asiático tendrán partidas para llevar a cabo una gestión más eficaz. Además, se informó de que durante este año se recibieron 1.121 avisos de nidos de avispón, fueron positivos 583 y se retiraron 237. Según se explicó en la sesión, en algunos casos serán imposible de eliminar porque se encuentran a 40 metros de altura o más. Además, para conseguir mayor eficacia Fernando Lastra explicó que la eliminación del avispón asiático se coordinará con los ayuntamientos y se potenciará el voluntariado.

La protección de especies salvajes también está en la previsión de la consejería y un asunto especial es el urogallo, cuyo centro de recuperación de Sobrescobio está llamado a ser el eje de «la conservación del patrimonio genético en cautividad», según el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano, que indicó que la idea es llegar a duplicar este centro con la colaboración de la iniciativa privada.

Las viseras contra la nieve en las carreteras de Sotres y Somiedo, el desbroce de las vías de titularidad regional y la potenciación de la ZALIA y otros polígonos industriales también están contemplados en el proyecto de presupuestos.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos