Ingresa en la cárcel el somedano que disparó a un vecino tras una discusión

Manchas de sangre del herido el sábado en Somiedo. / B. G. H.

El fiscal pidió prisión provisional y sin fianza para Luis O. L., de 58 años, al apreciar riesgo de fuga y la posibilidad de reincidencia

BELÉN G. HIDALGO SOMIEDO.

El supuesto autor del disparo a un ganadero somedano, Luis O. L., de 58 años, ya se encuentra en prisión por orden judicial. Se le imputa uun presunto delito de homicidio en grado de tentativa. El Juzgado de Instrucción número dos de Grado decretó ayer prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido, vecino de la localidad somedana de Gúa, al igual que la víctima. La Fiscalía, atendiendo a la gravedad del delito y la pena que se le podría imponer en caso de probarse su culpabilidad, solicitó la prisión provisional, comunicada y sin fianza para Luis O.L., en el que aprecia riesgo de fuga y la posibilidad de que reincida. También pidió esta medida por la necesidad de proteger a la víctima, José Manuel O. G., de 55 años.

Luis O. L. fue detenido el domingo, pasadas las ocho de la mañana, catorce horas después de haber atacado a su vecino. Fueron miembros de la Guardia Civil de los puestos de Grado y Oviedo quienes dieron con él en Gúa, la misma localidad en la que había ocurrido la agresión la tarde anterior. Tras ser interrogado por los agentes, ayer pasó a disposición del juez instructor.

La tarde de los hechos, José Manuel O. G. acudió al encuentro de Luis O. L. para reprocharle que sus vacas andaban sueltas por el pueblo y, al parecer, se habían metido en un terreno en el que se encontraba su ganado. La discusión fue subiendo de tono hasta que, en un momento determinado, el agresor se dirigió al ganadero empuñando un arma de fuego y le disparó en la mano derecha. Hasta el momento no han transcendido datos relativos al arma con la que el efectuó el disparo. La Benemérita tampoco ha informado si ésta ya ha sido localizada.

Sobre Luis O. L. se sabe que, como el agredido, se dedicaba a la ganadería, una actividad para la que contaba con el apoyo de su padre. Los vecinos coinciden en definir al presunto agresor como un hombre ciertamente problemático; nada que ver con su progenitor, al que consideran «una buena persona». Según ha podido saber este periódico, Luis O. L. ya había sido denunciado hace años por tenencia ilícita de armas.

Fotos

Vídeos