La DGT intensificará la vigilancia de motocicletas por su alta accidentalidad

La DGT intensificará la vigilancia de motocicletas por su alta accidentalidad
MARIO ROJAS

Los datos de siniestralidad reflejan que 27 personas perdieron la vida el pasado año en las carreteras interurbanas asturianas, uno más que en 2016

EFE

La Jefatura Provincial de Tráfico intensificará este año la vigilancia sobre las motocicletas por las altas tasas de accidentalidad que presentan estos vehículos, que causaron en 2017 el 37 por ciento de los fallecidos en carretera en Asturias pese a representar solamente el 8 por ciento del parque móvil del Principado.

Este es uno de los asuntos que ha centrado la reunión de la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial que hoy ha presidido en Oviedo el delegado del Gobierno en Asturias, Mariano Marín.

Este órgano, que está integrado por responsables de las administraciones central, autonómica y local, ha analizado el balance de siniestralidad de 2017, que ha sido presentado por la jefa provincial de Tráfico, Raquel Casado, así como el calendario de campañas especiales previstas para este año.

Los datos de siniestralidad -adelantados por Tráfico a principios del pasado mes de enero- reflejan que 27 personas perdieron la vida el pasado año en las carreteras interurbanas asturianas, uno más que en 2016.

Las motocicletas fueron los vehículos con mayor número de muertos en accidente de tráfico, un total de 10, frente a los 8 de los turismos.

A la vista de estos datos, la Jefatura Provincial de Tráfico ya alargó el pasado año hasta noviembre la campaña de vigilancia sobre motocicletas, inicialmente prevista para los meses de verano, un periodo en el que se controlaron más de 4.600 vehículos y se detectaron 276 infracciones.

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil ha intensificado desde este mismo mes de abril el control sobre las motocicletas.

Además, se han programado una serie de iniciativas orientadas a la concienciación de los conductores de motocicletas a través de la colaboración con sus asociaciones, con jornadas de educación vial en educación secundaria y la Universidad, y otras específicas sobre circulación segura impartidas dentro del Sello Asturiano de Movilidad Segura.

Otra iniciativa prevista es la organización de jornadas con ayuntamientos y empresas cuyos trabajadores realicen desplazamientos laborales en motocicleta.

La DGT ha programado para este año un total de veintiuna campañas de vigilancia, de las que ya se han realizado siete, para controlar el transporte escolar, la seguridad en las furgonetas, el uso del cinturón o el consumo de alcohol y drogas, entre otros aspectos.

Además, este año se va a realizar una campaña específica de ámbito provincial centrada en los peatones, dado que en 2017 fueron nueve personas las que murieron atropelladas en vías urbanas e interurbanas.

Para ello, se ha subrayado la necesidad de garantizar la colaboración de las policías locales, al producirse mayoritariamente los atropellos dentro de su demarcación.

Otro de los puntos analizados hoy es el desarrollo del Plan Autonómico de Educación Vial, puesto en marcha el pasado mes de septiembre con el objetivo de mejorar la colaboración de las administraciones y los entes privados en esta materia.

Dentro de la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, el Plan Autonómico trata de potenciar el comportamiento responsable y seguro de todos los usuarios de la vía, de manera sostenida a lo largo de todo el ciclo vital y adaptando los conocimientos en función de la edad y los grupos a que va dirigida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos