Interrogan a un cirujano para aclarar si un paciente murió por dos gasas olvidadas

El equipo médico que dijo haberse encontrado con las compresas valora emprender acciones legales para defender su profesionalidad

R. MUÑIZ OVIEDO.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Oviedo inició ayer la fase de interrogatorios para aclarar la muerte de J. L. G. R., varón de 44 años que falleció el pasado 2 de enero en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tras practicarle una segunda intervención de corazón. Días después del óbito, sus deudos recibieron la llamada del abogado Alfredo García comunicándoles que tenía información importante que facilitarles sobre el suceso.

Según les relató, un cliente que quería permanecer en el anonimato y con conocimiento directo de lo ocurrido quería transmitirles que en la segunda intervención se habrían localizado en el paciente «dos compresas de la cirugía anterior» que, presuntamente, habrían sido olvidadas. «Las compresas están cultivando en microbiología», señalaba el supuesto confidente, quien advertía de un «intento de ocultar información mediante coacción» y del riesgo de «destrucción de pruebas».

La familia puso el asunto en manos de otro letrado, quien cursó la denuncia para que se determinara la veracidad del relato y si los hechos eran constitutivos de delito. El caso lo tiene asumido la jueza Marta Iglesias López, quien decidió iniciar los interrogatorios por J. S., jefe del servicio de cirugía cardiaca. El facultativo declaró en calidad de investigado y, durante dos horas, estuvo ayer dando pormenores de la intervención. «Por respeto a la familia no voy a comentar nada», explicó al término de la diligencia, visiblemente afectado.

La representación del cirujano corre a cargo de Javier Álvarez, letrado del Colegio de Médicos, quien para su defensa cuenta con el informe emitido por una comisión del HUCA que indagó en el suceso. La investigación interna se puso en marcha cuando en el área del Corazón se tuvo conocimiento de que podía haber dudas sobre las causas del fallecimiento, indican fuentes hospitalarias. El informe pericial revisó el historial clínico, las pruebas practicadas y se entrevistó con los facultativos implicados.

El paciente fue intervenido inicialmente el 11 de diciembre, con un diagnóstico que apreciaba una válvula aórtica bicúspide con estenosis, esto es, un estrechamiento que obstruía la salida de sangre del corazón. El objetivo era implantarle una prótesis que superase la dificultad. Es durante la segunda intervención cuando se produciría la hemorragia masiva que terminó con si vida.

El informe que el HUCA ha remitido al Juzgado de Instrucción descarta la presencia de las compresas. El argumento es que este tipo de material lleva inserto en un lateral una guía opaca a la radiación. El dictamen sostiene que en las placas simples y el escáner que se le hizo al paciente antes de la segunda intervención, no se visibilizaba la presencia de ningún material extraño. El estudio considera que una de las imágenes tomadas a J. L. G. R. sugiere un pseudoaneurisma, esto es, una lesión en la raíz de la aorta que podría haber desencadenado la fatal hemorragia.

Documentación a la espera

La Administración ha suministrado al juzgado la pericial y abundante bibliografía que apoyaría su conclusión. Fuentes judiciales matizan que faltan en cambio las radiografías que descartan la presencia de las compresas, motivo por el cual habría sido aplazada la declaración de los radiólogos. También ha sido solicitada copia del expediente clínico del paciente detallando quién entró en la carpeta e hizo las últimas anotaciones.

Lo que sí consta en autos es una carta que el segundo equipo médico dirigió a sus superiores, y que éstos han trasladado al juzgado. En ella aseguran disponer de pruebas de la presencia de las citadas compresas, cuestionan el informe remitido, y se reservan la posibilidad de emprender acciones legales para defender su profesionalidad. La investigación judicial continuará con la testifical del letrado que hizo de 'correo' y transmitió a la familia de la víctima las sospechas de su cliente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos