Localizan en casa de Javier Ledo una chaqueta que podría pertenecer a Paz Fernández

Efectivos de la Guardia Civil conducen a Javier Ledo a su vivienda, en el centro de Navia./ D. S. F.
Efectivos de la Guardia Civil conducen a Javier Ledo a su vivienda, en el centro de Navia. / D. S. F.

El sospechoso aseguraba que la gijonesa no había entrado en el domicilio | Las muletas utilizadas por el supuesto asesino, en estudio por su supuesto papel en el crimen

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Tres eran las obsesiones de los agentes que durante el viernes y el sábado registraron palmo a palmo las viviendas de Javier Ledo, el coañés detenido como supuesto responsable de la muerte de la gijonesa Paz Fernández. De un lado los especialistas de Criminalística emplearon monos, linternas y todo el instrumental necesario para dar con rastros de sangre de la víctima, en los inmuebles o en los distintos objetos que se incautaron en ellos. Son decenas las bolsas de material que se llevaron para su procesamiento en el laboratorio de Oviedo. Entre los elementos analizados hay una fregona retirada de la vivienda que Ledo ocupaba por las noches en Navia.

Los investigadores de la Guardia Civil tenían también como meta dar con las dos muletas que el sospechoso utilizó hasta hace aproximadamente un mes. El cuerpo de la gijonesa fue rescatado del pantano de Arbón y durante la autopsia se constató que presentaba fracturas de cráneo compatibles con distintos tipos de objetos romos. Se sospecha que los apoyos utilizados por el coañés podrían tener relación con el crimen. Una de las muletas se encontró en la vivienda que la familia Ledo tiene en Llosoiro (Coaña).

La tercera pista en cuya búsqueda se puso mayor afán es una chaqueta con la que se vio a la víctima, pero que no apareció ni en su autocaravana, ni en la maleta con ropa que dejó en una pensión cercana. Según las fuentes consultadas, el abrigo habría sido encontrado en la vivienda naviega. La importancia de esta prueba estriba en que, hasta el momento, el sospechoso venía defendiendo su inocencia en base a un relato según el cual la noche en que desapareció Paz ambos habían quedado para cenar en su domicilio, sin que ella terminara de llegar. Ledo sostiene que le mandó varios mensajes para aclarar si debía esperarla o no, y que finalmente quedó dormido sin tener más noticia de la que sostiene era su amiga. La investigación avanza así con una diligencia practicada hoy mismo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos