Investigadores del déficit de atención buscan fondos a través del micromecenazgo

Miembros del grupo de investigación en aprendizaje, rendimiento y dificultades de aprendizaje. /  U. O.
Miembros del grupo de investigación en aprendizaje, rendimiento y dificultades de aprendizaje. / U. O.

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

Con 4.000 euros podrán adquirir las pruebas de evaluación y todo el material necesario para poner en marcha un estudio para mejorar el diagnóstico del Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y lograr evaluaciones precoces en niños de alrededor de seis años. Con 18.000 euros, contratar a tiempo completo a un investigador. Los integrantes del grupo Investigación en aprendizaje, rendimiento y dificultades de aprendizaje, de la Universidad de Oviedo, recurren al micromecenazgo para conseguir los fondos necesarios para continuar con una labor iniciada hace dos años.

Las aportaciones -desde cinco euros- podrán realizarse durante tres meses (hasta el próximo 27 de junio) a través de la web precipita.es, de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) que, por primera vez, ha escogido un proyecto de investigación de la Universidad de Oviedo para incluirlo en esta plataforma especializada en promover la financiación colectiva de la ciencia.

Los investigadores asturianos están empleando técnicas de realidad virtual para estudiar los casos de personas con TDAH, tanto niños y adolescentes como adultos. Estas pruebas emplean unas gafas 3D dotadas de sensores de movimiento y auriculares y sitúan al sujeto del estudio bien en un aula escolar o bien en una visita a un acuario. Lo que tratan de hacer ahora es comparar los resultados de esas pruebas con los de las pruebas tradicionales, de observación para conocer las repercusiones del trastorno a diferentes niveles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos